Inicio » Videojuegos » Equipo

Shigueru Miyamoto, el gurú mundial de los videojuegos

Creador de Mario Bros, Zelda y Donkey Kong, es considerado una de las personas más innovadoras e influyentes del mundo.

Shigueru Miyamoto (16 de noviembre de 1952 en Kyoto, Japón), es el productor y diseñador de videojuegos más importante de la historia. Creador de “Mario Bros.”, “Donkey Kong” y “Zelda”, este genio creativo ha sido reconocido como una de las personas más influyentes del mundo y es llamado “El Padre de los Videojuegos” gracias a su aporte a la industria.

Actualmente desempeña los cargos de Senior Managing Director y Gerente General de la división de Entretenimiento, Análisis y Desarrollo de Nintendo, pero la historia de Miyamoto se remonta a su infancia, en que vivió cerca de bosques y cuevas, y disfrutaba creando personajes (caricaturas o marionetas) e inventando historias ya que su sueño era dedicarse a los mangas.

Miyamoto

Foto: AP

Miyamoto es el padre de Mario Bros.

Al salir del colegio, se decide por una carrera más tradicional y estudia diseño industrial en el Colegio Municipal de Kanazawa. Ya finalizados sus estudios y sin un trabajo estable, gracias a un contacto de su padre, Miyamoto entra a trabajar a Nintendo (1977), una empresa dedicada a los juegos de cartas “Hamafuda”, entre otros servicios.

Comenzó haciendo modelos de empaques, pero al poco tiempo destaca y es ascendido como diseñador. Aquí le piden comenzar a trabajar en un nuevo desafío de la empresa: diseñar y producir productos relacionados al entretenimiento electrónico para ser comercializados en Estados Unidos.

Con el éxito de Asteroids, Pacman y Space Invaders (’70-’80), la empresa japonesa (que no estaba bien económicamente) sabía que el futuro estaba en los videojuegos, y comienzan a invertir en proyectos orientados al público de norteamericano.

Sus primeros proyectos (Radar Scope, Sheriff) no tuvieron éxito y sin muchas esperanzas comenzaron a trabajar en una gran apuesta, un videojuego de la popular serie “Popeye”.

Miyamoto, que cumplía labores de diseñador y productor, pensó en un juego en que el héroe (Popeye) debía rescatar a su novia (Olivia) de un abusivo matón (Brutus) que lanzaba objetos desde la cima de una torre. Tras no concretarse la sesión de los derechos de la serie, Miyamoto comenzó a buscar ideas para poder realizar este proyecto con otros personajes, y así nació “Donkey Kong”.

El juego consistía en que un gorila secuestraba a una princesa y su cuidador, un carpintero que sólo podía saltar (Jumpman, luego conocido como Mario), debía evitar los obstáculos y subir a rescatar a su amada.

Lanzado en 1981 el juego fue un éxito, y en sólo un año generó ganancias de 180 millones de dólares y posicionó a Nintendo como un referente en la industria.

Al año siguiente, Atari se apoderó del mercado del entretenimiento electrónico con sus consolas, pero Nintendo no se quedaría de brazos cruzados y comenzó a trabajar en su Famicom (conocida como Nintendo Entretainment System, NES).

En 1985, Miyamoto vuelve a dar un golpe y crea “Super Mario Bros.”, un juego en que el fontanero de Nueva York -Mario- deberá recorrer mundos y laberintos a través de tuberías, hasta encontrar a la princesa que fue capturada por un malvado dragón con caparazón llamado Bowser. Para superar las etapas el héroe deberá saltar sobre sus enemigos y comer hongos que lo hacen más fuerte.

Miyamoto

Foto: Reuters

Zelda es otra de las creaciones de Miyamoto.

El éxito del también conocido como “Mario 1″ es tal, que durante 20 años fue el videojuego más vendido de la historia. Como dato en sólo dos años había vendido 27 millones de copias, una cifra impresionante para la época, y a la fecha ya se han vendido más de 40 millones de juegos.

Basándose en sus historias de niño, Miyamoto pensó en un nuevo proyecto. Un héroe que podía explorar y perderse en un mundo lleno de criaturas recorriendo bosques o cuevas. Así nace “The Legend of Zelda”, una historia en que el personaje principal podría recorrer escenarios de forma más abierta y deberá solucionar acertijos para superar los niveles. Este título innovó al mezclar juegos de rol con aventuras en plataformas, convirtiéndose en uno de los grandes títulos jamás creados.

Tras estos éxitos a finales de los ’80, Miyamoto es premiado por Nintendo y se le entregó el “poder” para crear y hacer lo que quisiera. Durante los próximos años, continuó trabajando en nuevos proyrctos (Pilotwings, Star Fox, F-Zero, Wave Race, Kirby, Metroid, etc.), pero en 1996 vuelve a hacer historia. Ese año se lanza la consola Nintendo 64 y su juego Mario 64, una aventura en tres dimensiones que permitía mover libremente al fontanero, fue un gran éxito que logró romper récords Guinness de ventas en EE.UU y el mundo.

Para su siguiente proyecto, quiso apostar en grande y trabajó con más de 100 personas produciendo “The Legend of Zelda: Ocarina of Time” (1998). Este videojuego ha sido considerado como “el mejor juego” que se ha creado, destacando su historia, jugabilidad y música.

Los años siguientes, Miyamoto continuó produciendo secuelas o variaciones de Mario y Zelda, como también trabajó en nuevos títulos como Pokemon, Pikmin o Nintendogs.

Con los avances de la industria, asumió un rol importante en la creación de las nuevas consolas Nintendo DS y Wii.

Algunas de sus últimas innovaciones fueron juegos “motion” que ayuden a evitar el sedentarismo de los videojugadores. Así aparecen títulos como Wii Sports, Wii Music y Wii Fit, todos producidos por Miyamoto.

Algunos reconocimientos

Miyamoto

Foto: Reuters

Miyamoto también ha participado en el desarrollo de la Wii.

A la fecha, este productor y diseñador ha trabajado en más de 100 videojuegos y se han vendido más de 210 millones de videojuegos relacionados con Mario Bros.

Fue el primer miembro del Salón de la Fama de la Academia Interactiva de Artes y Ciencias (2006), y ese mismo año estuvo dentro del listado de la revista “Time Asia” como uno de los 60 héroes asiáticos, acompañando a personajes como la Madre Teresa de Calcuta, Mahatma Gandhi, Dalai Lama o Bruce Lee.

Por dos años consecutivos (2007 y 2008) fue reconocido como la persona más influyente del mundo según la revista Time, superando a Steve Jobs, David Beckham, Barack Obama o el cantante Bono.

Cuenta con su estrella en la calle de los videojuegos en San Francisco y por su trayectoria, la IGDA (International Game Developers Academy) lo reconoce como una de las personas más importantes de la industria.

Shigueru Miyamoto está casado y tiene dos hijos. Ama la música bluegrass y tocar banjo, y se diferencia de otros personajes de la industria por sus poleras con estampados y forma casual para vestir.

Más sobre Videojuegos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X