Inicio » Vinos » Equipo

Vinos que refrescan de verdad, Sauvignon Blanc o Chardonnay

Sin duda Sauvignon Blanc es la variedad que gusta, pero ¿será la única? ¿Por qué ésta variedad y no Chardonnay? ¿Qué pasa con otras aromáticas?

Para los días de calor podemos pensar en sólo pocos vinos que nos ayudan a pasar los grados de más. Uno piensa en vinos blancos, secos, refrescantes, simples y livianos. Sin duda Sauvignon Blanc (SB) es la variedad que gusta, pero ¿será la única? ¿Por qué ésta variedad y no Chardonnay? ¿Qué pasa con otras aromáticas?

Sauvignon Blanc

Foto: Carla Pinilla, El Mercurio

Por su mayor acidez, el Sauvignon Blanc es más refrescante y liviano.

Partamos diciendo que SB es la primera variedad en ser cosechada. En años cálidos suelen ser cosechados en los últimos días de febrero. Ya a mediados de marzo la gran mayoría está en la bodega fermentando. Esto hace que la acidez sea naturalmente alta siendo en consecuencia más refrescante y liviano.

Además de esto, los vinos son refrescantes por que la mayoría no tiene ni fermentación ni guarda en barricas, lo cual hace que la variedad exprese notas cítricas, tropicales y a veces vegetales dependiendo del lugar de origen.

En cuanto a los sabores éstos vinos presentan notas cítricas y con muy buena acidez. Sus aromas y sabores dan la impresión de refrescar y eso es justamente la razón por la cual elegimos a ojos cerrados ésta variedad para los días de calor. Son vinos simples y eso hace que sean más fáciles de beber.

Chardonnay, por otro lado, se cosecha más tarde partiendo en la primera quincena de marzo terminando en zonas frías incluso mediados de abril. Es un vino que por lo mismo tiene más carácter, volumen y tiene una boca más amplia sobre todo si son fermentados en barricas. Esto genera aromas más complejos y pesados siendo la acidez muchas veces sobrepasada por los aromas secundarios.

Pero no todos los Chardonnay’s de Chile son fermentados en barricas. Es más, existe la tendencia de hacerlos más simples con tal de mantener más la frescura y la acidez presente. Ni hablar de la maloláctica (fermentación para reducir la acidez) que hoy en día casi no se hace justamente para evitar esa pérdida de acidez que produce esta fermentación.

Independiente de estos datos esto cada uno tiene sus preferencias y gusto personal. Es por eso que he vuelto a los Chardonnay’s simples y refrescantes. No me gustan los pesados e incluso un poco dulce, por lo tanto, para el bolsillo es mejor aún.

Consejos prácticos:

Chardonnay

Foto: El Mercurio

Si un Chardonnay es fermentado en barricas adquiere un aroma diferente, más complejo.

  • Prefiera vinos del año, sobre todo en el segmento bajo. Chardonnay’s reservas pueden tener 2 o más años.
  • Los con tapa rosca mantienen mejor los aromas y son más fáciles de guardar en el refrigerador en caso que el vino no sea bebido inmediatamente.
  • La temperatura no debe ser superior a los 10°C
  • Sirva poco en la copa para evitar que la temperatura se dispare.
  • Si quiere algo para acompañar el Sauvignon Blanc, los mariscos son geniales, sobre todo con un pequeño toque de limón. Para los Chardonnay voy con una buena ensalada y que tenga algo de queso de cabra.
  • Sauvignon Blanc: Casablanca es muy cítrico cuando joven, después del año se convierte algo vegetal. Leyda tiene muy buena acidez, quizás un poco fuerte en su primer año. Limarí es muy pomelo y ají verde. Elqui está cada vez más entretenido. Central es generalmente tropical
  • Chardonnay: Casablanca puede ser un poco pasado a piña y durazno. Limarí es genial y destaca la pera y manzana verde con una acidez deliciosa. Central es tropical, pero refrescante y entretenido en la gama baja.

Más sobre Vinos

Comentarios Deja tu comentario ↓