Inicio » Amor »

Acuerdo de Vida en Pareja (AVP): 6 claves para entender de qué se trata

Con el Acuerdo de Vida en Pareja, los cónyuges son dueños mitad y mitad de los bienes que se adquieren desde el acuerdo.

Guía de: Amor

Internet.

La semana pasada, después de muchos meses de espera, finalmente se aprobó en el Senado el Acuerdo de Vida en Pareja, generándose así una opción para las parejas, del mismo o diferente sexo que desean iniciar una vida en común sin necesariamente casarse. Según la página del Movilh, institución que ha apoyado y luchado por que este proyecto se concretara en Chile, el AVP “es un proyecto de ley para mejorar las condiciones jurídicas y sociales de dos personas de igual o distinto sexo que, con o sin hijos, se aman, viven bajo un mismo techo y conforman una familia.”

Con estos antecedente sobre la mesa, el diario Las Últimas Noticias publicó una lista con las seis razones que hacen que el nuevo AVP sea una opción para los chilenos.

  1. Todo es a medias. Con el AVP los cónyuges son dueños mitad y mitad de los bienes que se adquieren desde el acuerdo, explicó el autor del proyecto, Andrés Allamand a LUN.
  2. La ceremonia es similar. Aunque muchos pensarían que al firmarse un acuerdo de AVP se pierde la magia no es así, la firma del acuerdo tiene muchas similitudes a un matrimonio civil. Esta se realiza frente a oficial del registro civil o se puede hacer en un lugar externo.
  3. Fidelidad. El AVP al contrario que el matrimonio no exige fidelidad y procreación, esta unión civil “te obliga a socorrer al otro, tener una vida afectiva, pero no a tener hijos…eso da un cierto margen de diferencia entra una institución y otra” explica Fabiola Lathrop, investigadora del Centro de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Central, a LUN.
  4. Fácil disolución. Si dos personas con un AVP vigente deciden casarse, este se anula. Sin embargo, si para una pareja la cosa no funciona, el trámite es mucho mas fácil que un divorcio, basta con que uno de los miembros exprese ante notario o en el registro civil que no desea seguir siendo parte del acuerdo. Infinitamente más fácil y rápido que un divorcio.
  5. Una buena prueba. El AVP es una buena prueba para aquellos que desean vivir algo similar al matrimonio antes de casarse. El senador Allamand cuenta en LUN: En Francia, el treinta por ciento de las parejas con AVP se terminan casando. Mucha gente joven lo toma como un paso intermedio.
  6. Herencia. Con el nuevo acuerdo, si uno de los miembros muere, la pareja queda con los mismos derechos hereditarios con los que quedaría un cónyuge.

Tendremos que esperar algunos meses para que se comiencen a hacer efectivas estas uniones y varios años para poder analizar cuál será su efecto en la sociedad chilena. Lo que sí está claro es que se abre una puerta para que personas que se aman puedan tener un proyecto de vida en común apoyados por la ley.

Un gran avance para nuestro país.

Más sobre Amor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X