Inicio » Amor »

Divertidas diferencias entre terminar una relación a los 18, a los 25 y a los 30 años

A medida que vamos envejeciendo, cambian los procesos de terminar una relación amorosa, aunque algunas cosas son transversales a cualquier edad.

Guía de: Amor

Internet.

El sitio Buzzfeed publicó una lista sobre cómo cambian los procesos de terminar una relación amorosa según vamos envejeciendo.

-Cuando tu pareja te llama y te dice: Tenemos que hablar.

A los 18: Hiperventilación hasta el desmayo.

A los 25: Sabes que algo malo pasa, pero prefieres mantener la calma hasta estar seguro.

A los 30: Se viene el fin, y lo sabes.

 

-Dónde se juntan a tener “la conversación”

A los 18: En la casa de tus/sus padres

A los 25: En una cafetería

A los 30: En ningun lugar, la conversación en vía Whatsapp.

 

-Qué pasa antes de juntarse

A los 18: Practicas qué vas a decir, cómo lo vas a decir, cuándo lo vas a decir. Nada queda al azar.

A los 25: Vas con la mente abierta, las cosas se pueden solucionar conversando.

A los 30: Te relajas con unos tragos.

 

-Después de “la conversación”:

A los 18: Lloras.

A los 25: Lloras.

A los 30: Lloras.

 

- Qué pasa en las redes sociales después del quiebre:

A los 18: Actualizas inmediatamente tu estado para que todo el mundo lo sepa.

A los 25: mandas un email largo y tedioso, explicando detalles íntimos sobre el quiebre a tus amigos más cercanos.

A los 30: Evitas el tema hasta que sea totalmente necesario.

 

-Cómo reaccionan tus amigos

A los 18: Te dicen que vas a encontrar algo mejor.

A los 25: Te dicen que te van a presentar a alguien maravilloso.

A los 30: Te dicen que la vida sigue.

 

-Que haces con los recuerdos

A los 18: Guardas absolutamente todo lo relacionado a el/ella en una caja de cartón

A los 25: Guardas solamente las cosas importantes.

A los 30: Te deshaces de absolutamente todo.

 

-Cúanto tiempo te demoras en buscar un reemplazo

A los 18: Probablemente después de “la conversación”, ya tienes uno listo.

A los 25: Más de lo que te gustaría admitir.

A los 30: Sabes que de algún modo, nunca vas a encontrar un reemplazo.

 

Más sobre Amor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X