Inicio » Amor »

Esposa de marido transgénero se declara más enamorada que nunca pese a transformación

Leslie Hilburn Fabian compartió su experiencia a través de un libro titulado: "Mi marido es ahora una mujer"

Guía de: Amor

Internet.

 

Leslie Hilburn Fabian y su marido David tenían un matrimonio feliz, excepto por un pequeño detalle: Frank siempre se había sentido mujer y durante toda su vida había luchado contra sus deseos de vestirse y comportarse como una. Esto fue lo que finalmente hizo a los 61 años, convirtiéndose en Deborah, con el total apoyo de su esposa.

La pareja se conoció en 1987 y contrajo matrimonio en 1991. “Me sentí atraída por él inmediatamente, era muy alto y tenía los ojos más bellos. Aunque vestía ropa de mujer, no se veja afeminado y tenía una voz muy profunda. Su honestidad sobre el tema me atrajo aun más hacia él”, explica Leslie al diario Mirror.

Durante muchos años, esta situación fue un secreto que mantuvieron sin que familiares o amigos se enteraran. Tener un aspecto de su personalidad oculto comenzó a pasar factura en la salud sicológica de David, quien empezó a sufrir de depresión hasta que en el año 2009 la pareja tomó una decisión.

“Frank estaba muy triste, y estaba pensando en tomar medicinas para su ánimo, cuando yo le dije que lo que debía hacer era acudir a un endocrinólogo y comenzar un tratamiento de hormonas para convertirse definitivamente en Deborah”, cuenta Leslie.

A pesar de que Leslie siempre apoyó totalmente a su marido, el proceso fue muy difícil para ella: “Un momento yo era la persona más comprensiva del mundo con la situación, y el otro estaba llorando como loca en la habitación. Tuve que vivir la pérdida de mi marido, eso era una pena muy grande. Necesité mucho apoyo profesional”.

Actualmente la pareja sigue junta y feliz, y aunque no tienen intimidad física, todavía comparten la cama y se abrazan. “Todas las razones por las cuales amaba a David siguen ahí, en Deborah. Aunque siempre voy a extrañar a David, tengo que amar a Debby, y ella amarme a mí”, concluye Leslie.

Internet.

Internet.

Más sobre Amor

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X