Alcalde Mayor: Una necesidad imperiosa para las grandes urbes

Grandes temas requieren planificación y mirada de largo plazo.

Desde 1990 hasta la actualidad han habido quince intendentes de Santiago, sólo en este gobierno han sido tres ¿Alguno de ellos se propuso alcanzar ese cargo? Probablemente, ninguno. Para que no sea una autoridad de paso y sea un verdadero aporte a la ciudad, muchos postulan la necesidad de crear la figura del Alcalde Mayor.

Permisos y destrozos en alguna marcha, partidos de fútbol con alta convocatoria, excesivos índices de contaminación ambiental, fuertes lluvias y diluvios son ejemplos de cuando un intendente metropolitano cobra protagonismo. Sin embargo, esta autoridad debería ser un referente con trabajos a largo plazo y no de apariciones ocasionales, porque en las regiones del país existen constantes desafíos.

Alcalde Mayor

Foto: Jonathan Hernández

Ejemplo: en Santiago se requiere de un ente político que busque el desarrollo de la ciudad, que vele por sus problemas y necesidades, visionario, con competencias y administre eficientemente la urbe. Temas como transporte público, integración social, parques, vertederos, cementerios, Metro, límites urbanos no pueden ser resueltos por 37 municipios ni ministerios, pues mucha dispersión genera burocracia.

Por ello, las urbes necesitan un “Alcalde Mayor” quien coordine las acciones descritas. Esta figura debería ser elegida por voto popular, dejando atrás la actual designación presidencial. Algunos son reticentes a esta opción, ya que podría obtener demasiada popularidad y ser una incómoda sombra del presidente de turno, situación que acontece en Argentina entre la presidenta Cristina Kirchner y el jefe de gobierno de la Ciudad de Buenos Aires Mauricio Macri.

No obstante, esta figura existe hace tiempo y ha dado buenos resultados en grandes metrópolis como Londres, Nueva York, París, Madrid y Sao Paulo.

¿Alguien recuerda alguna obra destacada o legado de un intendente metropolitano? Difícilmente, si además cada uno de ellos han permanecido en promedio un año. Santiago requiere alguien soñador como fue el intendente Benjamín Vicuña Mackenna en 1872-1875. Desde su cargo, el político nacional transformó la capital aportando con destacadas obras como la remodelación del cerro Santa Lucía, la canalización del río Mapocho, hermoseando la ciudad con árboles en plazas y avenidas.

El surgimiento de este puesto ayudará a eliminar esa perspectiva parcelada que se tiene de Santiago, en donde algunas comunas se desarrollan mientras otras se estancan. El “Alcalde Mayor” permitirá que las unidades territoriales crezcan de modo equilibrado.

En época de elecciones presidenciales ¿Algún candidato se la jugará por crear este cargo?

Más sobre Arquitectura y Ciudad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X