Duelo de leyendas: ¿Quién hubiese ganado en una hipotética pelea entre Bruce Lee y Muhammad Ali?

¿Quién se habría impuesto en esta lucha? Antecedentes permiten esbozar una controvertida teoría.

Guía de: Artes Marciales

No hay dudas a la hora de hablar de uno de los más grandes deportistas del siglo pasado: el boxeador Cassius Clay o más bien conocido por su nombre adquirido Muhammad Ali. Son pocos los que podrían cuestionar tal denominación y hasta el propio Bruce Lee sabía de esa honorífica condición.

Y así como Lee era una eximio artista marcial que tenía miles de seguidores y era una arma letal y combativa, en la década del 70′ surgió la idea en la opinión pública de armar un combate entre ambos para dirimir fuerzas.

Si bien ese combate nunca se materializó, al punto que hoy ambos se encuentran fallecidos y entraron a la categoría de leyendas, han surgido nuevos antecedentes que hablan de la concreta posibilidad que se dio de enfrentar a ambos especialistas.

bruce lee y cassius clay

Fue el propio “Dragón” quien estuvo a punto de llevar a cabo el duelo. Incluso se cuenta que hasta estuvo entrenando para algún día pararse frente al gran campeón de pesos pesados de todos los tiempos, que medía 1.92 metros de altura y pesaba 95 kilos. Bruce Lee medía 1.72 metros.

Con esa envergadura, el maestro de Jeet Kune Do se preparó a conciencia en el hipotético caso que alguien los pusiera frente a frente. Sin embargo, según cuenta el libro “The Making of Enter the Dragon” (1989), escrito por Mass Appea, eso nunca llegó a suceder por culpa del mismo Bruce Lee.

En el relato del libro cuentan el episodio vivido por el amigo personal de Bruce Lee y artista marcial, Bolo Yeung, quien un día visitó al filósofo en los estudios Golden Harvest y lo encontró viendo un documental en televisión sobre Ali.

En el programa se veía al boxeador en distintas peleas con todos sus históricos rivales, por lo que Bruce Lee se acomodó frente a un espejo de cuerpo entero y se imaginó cara a cara con Ali.

De acuerdo al relato de Yeung aparecido en el libro, Lee miraba detenidamente los movimientos de Muhammad Ali e intentaba anticiparlos. Por ejemplo, si Ali movía la mano derecha, Lee también lo hacía, al igual que con los movimientos de piernas y golpes.

Pronto el artista marcial sacó la voz: “Todo el mundo dice que debo luchar con Ali algún día. Estoy estudiando cada movimiento que hace. Estoy llegando a saber cómo piensa y se mueve”, le dijo a Bolo Yeung, aunque prontamente entregaría un desalentador vaticinio.

“Mira mi mano”, le dijo a Yeung. “Son manos de un pequeño chino. Me mataría de inmediato”, sentenció el maestro que ha sido reconocido como un gran artista y cultor de las enseñanzas de las artes marciales.

Sin embargo, la corpulencia y la condición física de un súper atleta le dieron la ventaja a Ali sin tener que subir al ring y sin lanzar ninguno de sus afamados golpes.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X