Fiona Chrystall, la luchadora de artes marciales mixtas que venció a la anorexia

La terrible enfermedad tenía a la deportista sumida en una calamitosa vida, cuando sólo pesaba 30 kilos.

Guía de: Artes Marciales

El deporte, como la perfección en su máxima expresión, es una de las mejores herramientas para cultivar los hábitos saludables y la vida sana. Y así lo conocen, expresan y demuestran quienes hacen de la práctica deportiva su motivo de vivir.

Y Fiona Christall, una pequeña luchadora escocesa de artes marciales mixtas, puede dar fe de ello más que nadie. Hace siete años padecía de anorexia nerviosa crónica, aquel difícil trastorno psicológico y alimenticio, que la tenía sumida en apenas 30 kilos y una frágil figura de 1,60 metros.

Anorexia MMA

Actualmente la deportista tiene 25 años y es un luchadora amateur de las artes marciales mixtas, trabaja duro para convertirse en profesional y forjar una carrera sobre el octágono, luego de derrotar a la terrible enfermedad que la acompañó durante toda su adolescencia.

“Había veces en las que no comía ni bebía nada en todo el día”, relató la joven que quiere que su caso se conozca para ayudar a tanta jóvenes que padecen del mismo mal y que aún no han podido derrotarlo como ella.

“A las 18 a mí y a mi madre nos dijeron que yo era una causa perdida. Había tenido tanto tiempo la enfermedad y estaba tan avanzada que probablemente sería siempre una anoréxica crónica. En ese momento me contentaba con cualquier cosa, no tenía ganas de mejorar. Pero sé que a las niñas a las que se les ha dicho lo mismo tratan de hacer hasta lo imposible. En ningún momento la recuperación es irrealizable. Es posible y es maravillosa”, contó.

De todos modos su experiencia fue traumática, pero lo que más valora es que tras varios años de renegar de la enfermedad y evitar los tratamientos médicos, Chrystall finalmente accedió a recibir ayuda, partiendo por reconocer el problema y comenzar la larga etapa de recuperación.

“De repente me dije: ‘No puedo hacerme esto a mí o a mi familia’. Fue un proceso muy lento con muchos altibajos. Nunca quise mejorar. Hay toda una mezcla de circunstancias mentales físicas y emocionales envueltas en esto. De por sí comer no te va a mejorar. Esto es muy difícil de entender para quien no lo ha sufrido”, expresó.

2017-08-02 (2)

Afortunadamente, Fiona ya dejó atrás los peores momentos de aquellos años y ahora dedica todas sus energías a la lucha. “Caí en la lucha por accidente. Tomé una clase mientras iba a la universidad y sentí que esto era lo mejor para mí”.

Ahora la deportista está liderando dos causas: la primera es personal y se trata de vivir con la enfermedad para no recaer, y la segunda es colectiva reuniendo fondos para ayudar a otras jóvenes que sufren el mismo mal a través de su cuenta en Instagram.

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X