La devoción de Elvis Presley por el karate: Fue cinturón negro séptimo dan

El "Rey" del rock and roll fue un cultor de las artes marciales paralelamente a su exitosa carrera artística.

Guía de: Artes Marciales

Elvis Aaron Presley no sólo fue el más grande cantante de rock and roll de la historia. Por algo hasta el día de hoy se le conoce como el “Rey”. Su versatilidad como artista también le valió el cartel de bailarín y actor, debido al gran desplante que tenía en el escenario y frente a las cámaras.

Y si bien la vida y obra del genio musical nacido en Mississipi es ampliamente conocida, ya que es uno de los más populares artistas del siglo XX, hay una faceta suya un tanto desconocida y que también abarcó gran parte de su tiempo, debido a la pasión que le dedicó: las artes marciales.

elvis

Desde los inicios de su carrera, la personalidad de Elvis Presley fue muy confrontacional, siendo los primeros altercados que se le conocen los que sostenía contra esposos y novios celosos por sus constantes coqueteos con mujeres, pero siempre bajo disputas y bravatas callejeras.

Recién en 1958 cuando el cantante fue reclutado mediáticamente por el Ejército de los Estados Unidos y destinado en Alemania que tuvo su primer acercamiento con el karate. Fue en esa época que conoció maestro del estilo shotokan, el alemán llamado Jürgen Seydel, quien le enseñaba a Elvis las primeras lecciones de karate en su vivienda fuera de la base de Nauheim.

Era tanta la devoción de Elvis por las artes marciales que cuando contaba con vacaciones durante su servicio militar se iba a París a tomar clases privadas con Tetsugio Murakami, uno de los mejores maestros de karate shotokan de Japón, además de pasar horas entrenando con Rex Mansfield, otro soldado como él que habá sido destinado también a Alemania.

Dentro de los progresos de Elvis en la disciplina marcial, en 1960 y en medio de una exhibición en el Wilshire Hotel de Beverly Hills, conoció al padre de Kenpo Americano, el famoso Ed Parker. Fue él quien le presentó a Elvis al instructor llamado Hank Slomanskipara, quien lo promovió a cinturón negro de karate el 21 de julio de 1969.

En 1970 nuevamente Parker le presentó a otro artista marcial muy popular en esa época, el famoso maestro Kang Rhee de Memphis, con quien entrenaría desde 1970 hasta 1974. Tanta fue su devoción y profesionalismo por cultivar su conocimiento que en 1973 le fue concedido el cinturón negro séptimo dan.

Tal conocimiento y manejo de las disciplina marcial explica también las coreografías que solía usar en el escenario emulando golpes de karate cada vez que abrío o cerraba un concierto o como cuando tenía que rodar secuencias de riesgo o peleas en sus películas y siempre salía airoso.

elvis presley

Gracias a ese interés y a su millonarias ganancias, “The King” financió el Instituto de Karate de Tennessee y costeó los gastos de la gira europea del equipo de karate de Estados Unidos. Incluso tuvo en sus manos un guión para realizar una película donde interpretaría a un agente de la CIA experto en artes marciales, aunque el filme “Billy Easter” nunca llegó a puerto.

De igual forma sí existen registros de Elvis practicando karate, como la grabación de su proyecto “The new gladiators”, que describía los competidores de karate y su entrenamiento. Elvis protagonizó un adelanto de él con un pequeño documental donde se le puede ver entrenando y haciendo ejercicios de chi.

Sin embargo, dentro de los aspectos negativos se comenta también que, fruto de su exacerbada pasión por el karate, la estricta rutina que tenía como artista, sumado a su adicción al alcohol y a las drogas, lo hicieron cometer errores y usar sus conocimientos contra su esposa Priscilla Presley y el instructor de karate, Mike Stone, de quienes se dice mantenían un romance que tuvo a muy mal traer al ídolo.

Mas allá de aquellos rumores o no, lo cierto es que tanto la carrera musical como su afición deportiva terminó abruptamente el 16 de agosto de 1977 cuando fue encontrado muerto Memphis, a la edad de 42 años, producto de infarto agudo de miocardio debido al uso excesivo de drogas.

Un fragmento del documental “The new gladiators”

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X