La vida de Vladimir Putin ligada a las artes marciales: Es cinturón negro de judo

El mandatario ruso practica esta disciplina desde los 14 años y ha promovido el deporte como filosofía de vida. Tiene grados honoríficos en karate y taekwondo.

Guía de: Artes Marciales

Vladimir Putin, el multifacético y poderoso Presidente de Rusia, ha cultivado una figura de mandatario más allá de lo normal: enérgico y carismático, sabiendo posicionar a Rusia nuevamente como una potencia de primer orden mundial.

Muchas veces retratado como figura militar o por su pasado como espía de la KGB, es querido por el pueblo y por las mujeres. Incluso circulan fotos de él cabalgando en el lomo de un caballo salvaje, por lo que es dueño de un poderoso influjo sobre los estamentos gubernamentales y el pueblo de su país.

Y aparte de todas esas cualidades, el primer mandatario es un disciplinado artista marcial, que comenzó a muy temprana edad a practicar sambo, una especie de técnica de combate rusa y también el judo, en el cual es cinturón negro, demostrando avances en su práctica pese a las obligaciones de su cargo.

Vladimir Putin participa en exhibición del equipo nacional de judo

De acuerdo a los biógrafos de Putin y según sus propias confesiones, se señala que fue a la edad de 14 años en su ciudad natal San Petersburgo (ex Leningrado) cuando comenzó a practicar ambas artes marciales y dedicar su vida al deporte.

“Empecé a practicar el judo cuando tenía 14 años, y de hecho, lo que empecé a hacer era algo llamado sambo, que es un acrónimo ruso para ‘autodefensa sin armas’, que es un técnica de lucha rusa. Y, después de eso, me uní a un gimnasio que estaba enseñando judo. Y yo era lo que ellos llaman un maestro del deporte”, narró sobre sus inicios en el deporte de contacto.

De hecho, Vladimir Putin aboga por el judo y otras técnicas de combate como una forma de disciplinarse a uno mismo, carácter que ha sabido imprimirle a sus tres períodos en el poder.

“Toda mi vida adulta he estado practicando el judo y me encanta el deporte tremendamente. Y creo que hay más que el deporte. Creo que también es una filosofía en cierto modo, y creo que es una filosofía que enseña a uno a tratar a su pareja con respeto. Y me dedico a este deporte con placer y tratar de tener prácticas regulares todavía”, contó.

vladimir putin judo

Y pese a que reconoce que es el judo su especialidad, el gobernante acostumbra a entrenar con las selecciones nacionales de su país y ha recibido también muchos premios honoríficos de artes marciales, más bien por su defensa y promoción de valores que por sus habilidades reales.

El 2014, una organización internacional de karate le concedió un cinturón negro de octavo grado por su trabajo promoviendo el deporte de contacto en Rusia. El 2015 fue condecorado como un gran maestro de taekwondo por la Federación Mundial de Taekwondo después de una visita a Corea del Sur, a pesar de que no practica el deporte. Incluso tiene más alto grado que Chuck Norris en esa disciplina.

Y la propaganda rusa también ha ayudado un poco a esa fama, ya que han promovido con elocuencia todos esos honores, construyendo un personaje a la altura de un superhéroe.

A tanto ha llegado su fama como cultor de este deporte que la semana pasada, en medio de un plenario del Foro Económico de Oriente, fue desafiado por el Primer Ministro japonés, Shinzo Abe, a realizar una exhibición con el también presidente de Mongolia y cultor del judo, Battulga Khaltmaa.

Exhibiciones de judo de Vladimir Putin

 

Más sobre Artes Marciales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X