Inicio » Autos » Equipo

BMW se electrifica

La compañía alemana se encuentra desarrollando una base tecnológica que le permita ofrecer vehículos de emisión cero con capacidades bien adaptadas al mundo urbano de los próximos años.
BMW

Foto: BMW

Esta es la única imagen oficial del Megacity Vehicle. Se ve prometedor.

Como decía el maestro Yoda, el futuro es siempre movimiento. Y esto puede tomarse como que en el porvenir la movilidad seguirá siendo una cuestión fundamental, así como que predecir lo que ocurrirá entonces es un albur. Para cualquiera de esas interpretaciones, lo que está haciendo el Grupo BMW es aplicable.

Primero, porque con el crecimiento de las ciudades y de la población, el tema del transporte de las personas alcanzará nuevas cotas de relevancia; y segundo, porque el grupo alemán esta haciendo una potente apuesta por los vehículos de emisiones cero basados en la electrificación de su propulsión.

Se trata de un ambicioso programa de desarrollo tecnológico llamado Proyecto i, cuyo fin último es poner en la calle –a la venta- un modelo suficientemente evolucionado tanto para cumplir con las exigencias medioambientales futuras, como las necesidades prácticas de los clientes. Ese auto es denominado por ahora Megacity Vehicle o MCV y será lanzado en 2013.

La información disponible del BMW Megacity Vehicle es por ahora muy limitada. A pesar de que numerosos ejecutivos e ingenieros hablaron de éste intensamente en los talleres organizados por el Grupo BMW en Munich estos días, pocos datos concretos se pudieron obtener.

BMW

Foto: BMW

¡Sorpresa! El MCV tendrá chasis y carrocería, como las camionetas.

Entre lo poco que revelaron los expertos alemanes, está que el modelo tendrá una inesperada configuración de chasis-carrocería; es decir, como una camioneta pickup, en la que el bastidor tendrá largueros y travesaños de aluminio, mientras que la carrocería será de plástico reforzado con fibra de carbono o PRFC.

También se supo que el tren motriz del Megacity consistirá en un pack de baterías de ion-litio desarrolladas por un consorcio formado por Bosch y Samsung, que alimentaría a un motor eléctrico diseñado por BMW con una potencia de más de 100 kW, el cual estará ubicado en la parte trasera del modelo. Con ello el vehículo alcanzaría un autonomía igual o superior a 160 kilómetros.

Asimismo, como todo BMW que se aprecie, el MCV tendrá tracción trasera.

El empleo de materiales más o menos exóticos en la carrocería se debe a la necesidad imperiosa de reducir el peso del vehículo. El paquete de baterías, motor y sistemas asociados hace que un auto eléctrico sea entre 300 y 350 kilos más pesado que un auto convencional del mismo tamaño. Con una carrocería de PRFC y chasis de aluminio esa diferencia puede acortarse en más de 100 kilos, según los ingenieros alemanes.

BMW mostró las carrocerías experimentales sobre las que han estado ensayando tanto procesos de fabricación como comportamientos dinámicos y de seguridad. Aunque enfatizaron que se trata sólo de diseños para propósitos de investigación, sí quedó claro que el MCV será un modelo para cuatro personas.

Por estas fechas, la revista francesa L’Automobile especuló que el MCV reviviría el nombre Isetta, pero tal cosa fue desmentida por los ejecutivos de BMW (incluso hubo risitas burlonas). No obstante, sí admitieron que el MCV dará lugar a una gama de modelos de cero emisiones bajo el paraguas de una “submarca”, al estilo de los BMW M.

Mini E, BMW Concept ActiveE y MCV

En 2008 comenzó la historia del Proyecto i con el Mini E. Con una autonomía media de 150 kilómetros y 204 CV, este modelo estableció los primeros valores técnicos de referencia para este tipo de vehículos en el Grupo BMW. Desde mediados de 2009, clientes de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania conducen este modelo para retroalimentar al fabricante acerca del uso de la electromovilidad.

Un dato relevante: en promedio, cada usuario recargó su Mini E sólo dos veces por semana en su casa.

El próximo año empezarán pruebas similares con el conceptual ActiveE, básicamente un BMW de la Serie 1 con motor eléctrico de 125 kW/170 CV con un par máximo de 250 Nm. Tendría una autonomía de alrededor de 160 kilómetros, cuatro plazas y de un buen maletero. Los componentes del tren de propulsión eléctrico se han concebido con la vista puesta en los requisitos del MCV y en este caso se ensayan en un estado preserie.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X