Inicio » Autos »

España: El país donde los rígidos controles a conductores hacen imposible no tener multas

Quizás es el país de donde salen las multas más extremas, y quizás el país donde más invierten en radares de velocidad.

Guía de: Autos

Si buscas multas o trabas extrañas para circular en las carreteras, casi todas vienen desde España. Su Dirección General de Tránsito (DGT) es una de las más rígidas del mundo.

radar

En primer lugar, cualquier automóvil se compra con una ficha de piezas incorporadas, originales y aprobadas por la ITV o revisión técnica… Cualquier modificación debe ser ingresada en el listado y las piezas deben estar homologadas por el gobierno, es decir, no puedes poner llantas, escape o accesorios sin que éstos sean aprobados y debidamente hayas pagado por su inscripción.

Además de esto, conducir ya es otro problema; han salido a la luz pública multas por morderse las uñas, rascarse la cabeza o ponerse anteojos. Aún si conduces moto, podrían multarte por caerte accidentalmente.

España tiene una gran flota de radares móviles en sus patrullas, radares fijos en carreteras y caminos secundarios, semáforos con cámaras y además, 8 costosos helicópteros con radares Pegasus que son capaces de detectar a un kilómetro a un automóvil hasta los 360 km/h, es decir, es imposible que te escapes si te has pasado unos cuántos kilómetros del límite de velocidad.

Los oficiales se toman muy en serio lo que dice la ley, que no se debe hacer otra cosa que tener las manos en el volante y la vista en el camino el 100% del tiempo; en muchos artículos puedes leer que no puedes comer, cambiar la radio o tomar cualquier objeto mientras conduces.

Es cierto que necesitamos conducir y tomarnos en serio esta tarea, si al final de los casos llevamos un misil de más de una tonelada bajo nuestra responsabilidad, pero en España se pierde la razón en la búsqueda de evitar accidentes, viéndose afectados conductores que sí hacen bien sus tareas y son responsables, con multas que parten en los 80 Euros (60.000 pesos chilenos) y que además, pierden puntos en su carnet de conductor, generándose la pérdida del carnet con la acumulación de multas.

Durante el 2014, sólo con los radares, la DGT española recaudó 130 millones de euros.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X