Inicio » Autos »

Se aclaran finalmente las causas del accidente de Paul Walker: ¿Qué responsabilidad tuvo Porsche?

Terminado uno de los juicios en contra de Porsche, se resuelven las razones del accidente que le costó la vida a Roger Rodas y Paul Walker.

Guía de: Autos

paul-walker-porsche

El accidente que causó la muerte del actor Paul Walker aún trae coletazos. El cierre del juicio iniciado por la viuda de Roger Rodas -la otra persona muerta en el accidente- se centró en la acusación de la mujer, que alegaba la falta de seguridad del Porsche Carrera GT, como la causante de las lamentables muertes de aquel hecho.

Kristina Rodas aseguraba que el Porsche Carrera GT tenía graves fallas de diseño, las que provocaron la pérdida del control; también indicaba que la velocidad era dentro de los límites legales, por lo que Porsche debía hacerse responsable por las muertes causadas.

La tesis se comenzó a desmoronar cuando la policía presentó en su informe que el automóvil circulaba al menos a 160 km/h, algo totalmente fuera de los límites legales.

El tribunal desestimó la demanda, finiquitando que no se presentaron pruebas contundentes que inculparan al fabricante o al modelo en cuestión. Las causas del accidente se han determinado, en primera instancia, por el exceso de velocidad y, en segundo plano, el uso de neumáticos originales del modelo, es decir, con 9 años de antigüedad.

Los neumáticos tienen fecha de caducidad y existen varias razones para determinarla. Una de las principales consecuencias de usar neumáticos “viejos”, es su pérdida de adherencia por causas naturales de su composición. Sumado a esto, el exceso de velocidad desencadenó la pérdida de control por parte de Roger Rodas.

Aún está activo el juicio de la hija de Paul Walker, que reclama algo similar, argumentando que el Porsche Carrera GT es un auto peligroso, responsabilizando al fabricante.

Claramente, la mayoría de los automóviles son peligrosos, pero toda su tecnología de seguridad se diseña y prueba para velocidades legales, lo peligroso es el criterio de quien conduce y saber qué tan consciente está de que básicamente un automóvil es un proyectil de tonelada y media.

Más sobre Autos

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X