Inicio » Boxeo » Equipo

Nicolino “El Intocable” Locche: El recuerdo de un boxeador de estilo único

Se construyó un nombre en las veladas de boxeo en Luna Park. Su carisma y estilo de combate reunían a cada vez más aficionados a verlo.

Nicolino Locche es de aquellos boxeadores que se ven pocas veces en el ring. Con un talento muy superior al resto de los púgiles y con un estilo tan característico como elegante que lo consagró como una leyenda del boxeo argentino.

Hijo de inmigrantes italianos, nació en 1939 en Tunuyán, Argentina. Desde muy pequeño comenzó la práctica del deporte de los puños. Se destacó rápidamente como un excelente boxeador amateur y con tan solo 19 años llegó al profesionalismo.

Nicolino Locche

Foto: Internet

Rápidamente se construyó un nombre en las veladas de boxeo en Luna Park. Su carisma y estilo único de combate reunían a cada vez más aficionados a ver este verdadero espectáculo y poco usual en un deporte caracterizado por el encuentro cuerpo  a cuerpo, intercambio de golpes y la búsqueda por el nocaut.

Locche iba contra la corriente, jugaba con su contrincante de tal manera que este no le podía tocar efectivamente. Poco a poco lo iba cansando a su rival por el desgaste de lanzar golpes a Nicolino, que esquivaba casi sin esfuerzo y contraatacaba de forma sorpresiva en los momentos de cansancio.

Destacable su personalidad adentro y fuera del ring, donde nunca fue un deportista modelo. De hecho sus sparrings y entrenadores se complicaban por el descuido de su dieta y los constantes desconcentraciones para seguir una rutina de ejercicios, lo que ponía a Nicolino de mal humor.

Tempranamente la afición lo identificó como “El Intocable”. Su fama y victorias iban sumando fanáticos, llegó a conquistar los títulos nacionales y continentales de los pesos ligeros para luego subir a la categoría welter con iguales resultados.

Su consagración fue cuando fue proclamado campeón mundial de la categoría welter al vencer al Japonés Fuji en tierras niponas, en una pelea extraordinaria debido a cómo fue planteada: La estucia, técnica y defensa superior de Locche abatieron al nipón que no pudo más seguir, abandonando la pelea sin salir para el décimo round.

Acá el video de los instantes finales:

Después de ese gran momento, cumplió exitosamente 6 defensas consecutivas su título, que perdió finalmente por puntos Alfonzo Frazer en Panamá. Su última pelea fue, como anécdota, en tierras chilenas en 1976 contra Ricardo Molina. Y dejó un extraordinario récord de 117 victorias, solo 14 nocauts y solo 4 derrotas.

Acá un video con un compilado de su increíble y único estilo de boxeo:

Más sobre Boxeo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X