Así lucía Amanda Seyfried de pequeñita: ¿Verdad que ya era casi igual que ahora?

La estrella de "Cartas para Julieta" posteó una foto de niña y sorprendió a todos por el parecido: casi no ha cambiado con el paso de los años

Guía de: Celebridades

Lo confesamos: este subgénero nos encanta. Descubrir cómo eran los famosos de niños. Nos encanta porque las celebridades ya era preciosuras de pequeños (o pequeñas preciosuras) y, de paso, nos obliga a un breve recorrido. Es el turno de Amanda Seyfried. Pss, ahí va otra confesión: la actriz de “Cartas para Julieta” es uno de los amores imposibles del Guía Celebridades. Quién sabe, ahora que se usa eso de los “permitidos”… algún día… La esperanza es lo último que se pierde.

Pero volvamos a lo nuestro. El recorrido empieza en 2004. Con 19 años Amanda debutó en cine con Mean Girl. Seamos maliciosos: ¿verdad que todavía sobreactuaba un poco los gestos la bella e incipiente actriz?

original-28033-1374112450-2

Cuatro años después le llegó el estallido popular con el furor de “Mamma mía!”. El musical, Meryl Streep, todo la condujo a un hitazo. Pero el redactor enamorado escogió otro film para ilustrar el artículo.

Mira también: Así lucía Sandra Bullock de niña

El hombre recuerda haber ido a ver “Diabólica Tentación” atraído por Megan Fox, y salió enamorado de Amanda. Una hacía de un vampiro comehombres (literalmente), la otra, de nerd reprimida. A ver…

Amanda_Seylfer_diabolica_tentación

Okey, okey, Amanda todavía sobreactuaba las emociones. Y para los detallistas, en 2009, filmaba dos películas con escenas de amores lésbicos, si contamos la polémica el film vampírico y la perturbadora “Chloe”. Sigamos viaje. 2010 fue el año romántico: “Querido John” y “Cartas para Julieta” llevaron a la Seyfried a las citas de millones de enamorados en todo el mundo.

Edulcoradas, melosas, geniales, las dos pelis consagraron a Amanda en el género. ¿Quién dijo que el problema de los hombres es Playboy y el de las mujeres, Disney? Bueno, ambas películas abonan a la teoría: chicas, no los busquen perfectos, búsquenlos humanos.

“La chica de la capa roja” (2011) pasó inadvertida para todo el mundo, menos para el enamorado guía. El muchacho tenía un costado gótico y el film reconstruía a la perfección la vida en aquellas aldeas olvidadas del norte europeo del medioevo. Amanda como Caperucita Roja, así.

la-chia-de-la-capa-roja

Amanda estaba en todos lados. Y Hollywood, a sus pies. Pero. Siempre hay un pero. Amanda aceptó filmar “Lovelace”. Realizó un fuerte desnudo, la película fue un fiasco enorme (ni al guía le gustó) y comenzó la barranca abajo que llega hasta nuestros días. En el medio la actriz fue madre, hecho que obliga a un impasse lógico a las estrellas del cine, pero lo cierto es que su nombre dejó de ser sinónimo de éxito.

Para este año viene estreno en marcha: The last word. El tráiler sugiere que el film puede estar bueno, pero convengamos que Amanda continúa lejos del gran ruido y las apuestas fuertes.

 

Pero en estos días, sucedió algo que devolvió la sonrisa a los fans. Amanda posteó en su cuenta de Instagram una imagen de 26 años atrás. 1991, dice el epígrafe. Amanda, que anda por los treinta y uno, reveló cómo lucía a los seis. Una bella niña con los sueños por delante: de arte, de cine, de triunfo. Y para culminar el arti la reflexión del guía-fan: ni hacía falta que fuera ella quien lo publicara. El hombre la reconocería a la legua, sin leyendas ni explicaciones del caso: la muchacha ya estaba igual.

Untitled-11

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X