Dana Plato: La dramática historia de excesos de la recordada “Kimberly” de Blanco y Negro

La actriz de una de las series más famosas de todos los tiempos terminó de la peor forma.

Guía de: Celebridades

Dana-Plato-on-CHIPs-diffrent-strokes-29419131-640-480

De algún modo, al fallecer tan joven Dana Plato se evitó lo que hubiera sido el peor golpe: ver morir a su hijo, quien se suicidó en 2010 de un tiro en la cabeza. Si los hijos son la descendencia, recién aquel disparó tardío fue el final de una historia signada por la tragedia. “Kimberly”, una de las niñas más dulces de la televisión mundial. Pero claro, la TV no es la vida real. Nunca lo fue y nunca lo será. Detrás de los set hay otra historia. También la hubo con Dana…

“Blanco y negro” se estrenó en 1978 y todos quedaron de la increíble sonrisa de aquella nena que hacía de hermana “mayor”. El mundo era otro y la televisión color era un lujo al que solo aspiraban las clases altas. Dana tenía apenas 14 años cuando la serie explotó de éxito en todo el planeta. En la tira, ella era una dulce niña que acompañaba a su padre viudo en la adopción de dos adorables chicos de los barrios afroamericanas, Arnold y Willis. El furor de la tira tapó cuanto sucedía atrás.

A Dana le ocurrió lo que a tantas. La fama le pasó por encima y todo estalló. Lo que se convertiría en una constante a lo largo de las siguientes décadas con otras niñas prodigio, se encaprichó con ella: el éxito y la fortuna atrajeron lo peor. En medio de un set que apestaba de abusadores, Dana y sus compañeros descubrieron demasiado temprano el sexo, las drogas, el alcohol, cuando los chicos todavía no estaban preparados.

Sin-título-5

En 1983, a los 18 años, Dana quedó embarazada y los ejecutivos la quitaron de la cinta. Pero su papel tenía tantos seguidores que Kimberly regresó al año siguiente. ¿En qué quedamos? ¿Por qué la habían quitado y por qué volvía? Jamás pudo saberse el criterio de los hombres de negocios que llevaban el timón de aquella serie maldita.

Dana dio por terminada la virginidad de Todd Bridges, su hermano “Willis” en la ficción, y sus dudas sobre homosexualidad. Pero no continuó con él; en 1983 se enamoró del rockero Lanny Lambert, con quien se casó en 1984, en busca de paz interior y la creación de un hogar. Eso. Un hogar. Dana era una tradicional hija de la América profunda que comenzaba a revelarse en los 80s. Hija de una madre soltera que la puso en adopción con apenas 18 meses, Dana vivió con sus nuevos padres hasta el divorcio de estos, apenas año y medio después. La niña quedó a la deriva.

Lee también: El terrible destino de Gary Coleman, la estrella de “Blanco y negro”

Pero la pesadilla apenas comenzaba: Dana perdió la serie a fines de 1987, cuando ésta llegó a su final. A su madre en enero de 1988 y a su esposo, semanas después. Demasiado para un alma tan adicta a la cocaína y las bebidas fuertes. En los meses siguientes su contador se llevaría también su fortuna. En 1989 se operó los senos y posó para Playboy, pero nada alcanzaba. Se mudó a Las vegas donde consiguió un trabajo de lavandera, que no alcanzaba a cubrir el costo de las drogas caras. Así fue como entró a robar y motivó la frase célebre del despachante del comercio: “Me robó la chica que hacía de Kimberly en Blanco y Negro”. Para los renovados 90s, Dana participaba de filmes de bajo presupuesto donde, a cambio de desnudos completos y escenas fuertes, los productores financiaban sus vicios.

El mundo se olvidó de ella, que encontró pareja estable junto a Robert Menchaca con el que vivía en una caravana de una barriada pobre de Florida. Se hallaba en recuperación y guardaba para sí el que creía el fiel amor de los fans de Kimberly. El 7 de mayo regresó a la radio con su sonrisa increíble intacta y dio una entrevista al programa de Howard Stern. Los llamados a la radio fueron espantosos: la gente la odiaba y tenía un mal recuerdo de ella.

Dana pudo aguantar todo, pero no aquello. Regresó a su caravana y tomó decenas de sus pastillas medicadas con cuidado. Ya no despertó. Murió el 8 de mayo. Tenía 34 años. La pesadilla no terminaba, tan solo mudaba de cuerpo y se ensañaba con su hijo.

dana

5415_dcd17fe3-970f-45f4-8193-1d9353a589d2

 

dana3

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios