Plebeyas en la realeza

Kate Middleton no es la única ni la primera que ha conocido a un verdadero príncipe azul, sino que hay varias mujeres comunes de familias plebeyas que han llegado a los palacios y familias reales del mundo. Conózcalas.

Guía de: Celebridades

Boda real

Foto: EFE

Mette-Marti Tjessem saltó de las pasarelas y los realities a la realeza noruega.

¿Cuántas niñas han soñado con la llegada del príncipe azul? Y aunque suene a cuento infantil, esto no sólo ocurre en la ficción, sino que puede pasar en la vida real. Varias mujeres vivían sus vidas cotidianas cuando encontraron al amor de sus vidas que, por si fuera poco, era parte de la realeza. Es lo que hoy vive Kate Middleton junto al príncipe William, pero no es el único caso de plebeya en la realeza:

Grace Kelly: La actriz norteamericana ganadora de un Oscar por su actuación en “La angustia de vivir”, conoció en el Festival de Cannes al Príncipe Rainiero de Mónaco. Luego de años de cortejo, Grace Kelly dejó su carrera en Hollywood para dedicarse a sus deberes reales al casarse y convertirse en princesa. La pareja tuvo 3 hijos y estuvieron juntos hasta la muerte de Kelly en una accidente en auto a los 52 años.

Mette-Marti Tjessem: Hija de divorciados, madre soltera, ex modelo y concursante de realities se casó con el Príncipe Haakon de Noruega. El deseo del príncipe primó por sobre la opinión pública. Y aunque el padre de su hijo estuvo arrestado por narcotráfico llegó a la familia real, pero con separación de bienes, claro.

Máxima Zorreguieta: La joven argentina conoció en una fiesta en Sevilla al Príncipe Guillermo de Holanda. Tenía todo lo necesario para ser admitida a la realeza: estudió Economía, es bilingüe, joven y sin hijos, pero su padre había sido secretario de agricultura durante la dictadura de Videla. El escándalo se solucionó, pero a Jorge Zorreguieta no se le permitió asistir al matrimonio de su hija Máxima.

Letizia Ortiz: Aunque era divorciada, muchos españoles estuvieron encantados con la noticia del matrimonio de la exitosa y conocida periodista Letizia Ortiz y el Príncipe Felipe de Asturias. La pareja comenzó la relación después de encontrarse mientras la periodista cubría una catástrofe ambiental en España.

Boda real

Foto: AP

Mary Donaldson debió renunciar a su nacionalidad para poder casarse con un príncipe danés.

Mary Donaldson: La joven abogada criada en Australia conoció al Príncipe Fedérico de Dinamarca en un pub por un amigo en común. Para casarse y convertirse en princesa debió renunciar a su nacionalidad australiana y convertirse al luteranismo.

Rania Yassin: Nacida en Kuwait, Rania obtuvo una educación de calidad y una formación palestina en su acomodado hogar. Debido a la Guerra del Golfo ella y su familia se mudaron a Amman. Mientras trabajaba para “Apple” conoció al Príncipe Abdala II y se casaron. Actualmente es la Reina Rania de Jordania y es muy conocida por su belleza, elegancia y su trabajo social.

Las mujeres no son las únicas que han pasado de ser una ciudadana común a ser parte de la realeza.

Daniel Westling: Se casó con la Princesa heredera de Suecia, Victoria. Se conocieron cuando Victoria entró a un conocido gimnasio de Suecia donde Westling era entrenador personal. El joven tuvo que tomar clases de protocolo y de inglés.

El escritor Ari Behn se casó con la Princesa Marta Luisa de Noruega. Ari Behn solía ser un joven parrandero y ha admitido publicamente tener dificultades acostumbrándose a la vida en la familia real.

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X