Sofia, Letizia, los mundos paralelos y el shampoo desparasitario

El Guía Celebridades tuvo una semana ajetreada con el escándalo Reina Sofía y Letizia: Culminadas las horas álgidas, se puso a filosofar y, fiel a su estilo, lo mezcló todo.

Guía de: Celebridades

Untitled-2

Sofía es recordada como “una reina buena”. Letizia recorría el mismo sendero. Hasta la misa de Pascua. Un mal momento, un click inapropiado y caes en desgracia. Ahora es “Letizia Mala”. Las fotos que visten los artículos de la prensa ya no son sus mejores perfiles sino sus peores encuadres. Y esto es gravegravísimo (nuevo sustantivo que debería aceptar la RAE): para gran parte de la población, la verdadera Palabra Santa no proviene de La Biblia, sino de TVE. El mundo es injusto. Y la vida de los reyes, dura.

El problema de la realeza surgió de una disociación; desde que la ciencia es ciencia, son cada vez más quienes piensan que estos muchachos tiene sangre carmín. Hasta los Tiempos Antes De Los Tiempos, siglos atrás, la gente aceptaba la realidad y el lugar que el Ka (el destino) les había deparado: tu, gran rey sangre azul; tu, monje degenerado; tu, plebeyo.

Pero ocurrió La Gran Revolución y las psiquis sufrieron daño irreparable: el mundo “se movió” (gracias Stephen King) y las personas se alejaron de la realidad y no pueden regresar: Todos somos iguales, dicen en su mundo paralelo. Pobres de ellos. Justamente eso: pobres.

Lee también: Reina Sofía vs. Letizia; desconocidos detalles sobre el odio entre las dos soberanas españolas

No importa si fue el loco Harvey y su descubrimiento sobre arterias y venas, o si fueron los miles de celestinos que enamoraron a María Antonieta de Doña Guillotina, o si fue Landsteiner y su segregación de la sangre en factores. Ahora todo está degradado y ya ni a los reyes se respeta. Sólo queda algo de positivo en este decepcionante Siglo XXI en el que los coches no vuelan.

La realeza no manda guerras ni planea saqueos, pero al menos llena las revistas del corazón. No es poco. Se agradece. Los Caminos de TVE son inescrutables. Si Ella lo dice, palabra santa. ¿Vamos comprendiendo? En Los Tiempos Antes De Los Tiempos, los reyes eran señalados por Dios.

Ahora los reyes son señalados por la televisión. ¿Entienden? Por eso King dice que el mundo se ha movido, pero no ha cambiado, sigue siendo el mismo: Stephen puede reconocerlo porque algunas cosas siguen más o menos igual: los dioses siguen señalándolos a ellos. Y nosotros siempre plebeyos.

Te interesará: ¿Qué se dijeron la reina Sofía y Letizia? Expertos en lectura de labios lo descifraron y no es nada bueno

Pero que Sofía no se relaje. Ella es recordada como una “reina buena”, pero solo por algunos. También están quienes piensan que vivió de arriba toda su larga vida y, ejem, jamás trabajó. Que sea Letizia quien propicie algún día el fin de las monarquías ni lo consideramos: ella es mala. E incluso hay quienes se atreven más: piensan ideas sacrílegas y hacen asociaciones peligrosas.

Por ejemplo: un chileno se rompe el lomo trabajando todo el santo día, produce, compra y vende entre otros chilenos; llega a una ventanilla de un reconocido banco donde es recibido por otro chileno, gira el dinero que produjo ese día, otro chileno más cuenta el dinero después de bajadas las ventanillas y un último chileno carga, ya de madrugada, cuánto de ese dinero se gira a la central española.

El banco tributa impuesto en Madrid y ambas reinas, Sofía y Letizia, viven de ese dinero que un país lejano generó. ¿Se preguntaron por qué en este mundo moderno y liberal a nadie se le ocurrió privatizar la realeza? ¿Será que ningún empresario multimillonario ve el lado rentable de mantener tan dignos personajes? Dicen que en el intrincado universo de Stephen King habría una realidad más: un mundo donde no hay reyes, ni dioses televisivos ni colonias tercermundistas. Y todo se debería al invento de algún hechicero loco: el shampoo desparasitador. Después de que inventen el shampoo desparasitador, el mundo se volverá a mover.

Un nuevo mundo de la Torre Oscura, sin reyes ni plebeyos

Un nuevo mundo de la Torre Oscura, sin reyes ni plebeyos

Más sobre Celebridades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X