Inicio » Ciencia » Equipo

Científico pierde 10 kilos en tan solo 24 horas: Derribó un mito sobre la grasa

El británico Ross Edgley intentó demostrar que el peso es un índice que puede ser engañador respecto a la grasa en el cuerpo.

El deportista británico y también científico Ross Edgley realizó un sorprendente experimento; bajó 10 kilos en tan solo 24 horas.

La idea de Edgley era derribar un mito, dejar en claro que el peso puede ser un índice engañador respecto a la salud, que dicho factor no se relaciona con la grasa, como hasta ahora se pensaba.

“Mucha gente es esclava de las balanzas y dejan que ellas controlen su autoestima y su nutrición”, señaló el científico a Daily Mail.

baja-de-peso-1

En ese contexto, Edgley siguió una dieta sin sal para no retener líquidos y también libre de carbohidratos que pudieran acumularse en sus músculos. También, complementó su experimento con sauna y baños de sulfato de magnesio y un traje para sudar más de lo normal.

Por otra parte, el científico estuvo todo el día comiendo proteínas, grasa, 100 ml de agua y multivitaminas.

“La proteína y la grasa no se almacena en forma de glucógeno muscular (peso adicional) y las verduras y multivitaminas ayudarían a asegurar que mi cuerpo tenía todo el apoyo posible de nutrientes, mientras sufrió de deshidratación y agotamiento. Esto era importante ya que lo que hice fue muy peligroso y por eso era fundamental dar a mi cuerpo todo el apoyo posible”, explicó.

“Como entre el 50 y el 70% de nuestro peso es agua, pesar 95 kilos significa que 47,5 kilos de mi cuerpo son agua. Dejar de tomar agua puede ser fatal, ya que es vital para que funcionen nuestros órganos e, incluso, para mantener un volumen sano de sangre. Cortar mucho esa agua al cuerpo con trajes para sudar, diuréticos y sin beber nada en un día puede reducir drásticamente el peso”, agregó el británico.

baja-de-peso-12

Realizado el experimento, Ross bajó de 94,7 kilos a 83,4. Una prueba que igualmente el amante de la ciencia advirtió que no debe ser replicada por el peligro que ésta conlleva.

“Lo que hice es muy peligroso y lo realicé bajo estrictas condiciones tras consultar a un médico antes de hacerlo. Fue sólo para probar que la mayoría de esas pesas de baño pueden variar y tiene muy poco que ver con nuestra grasa corporal”, finalizó.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X