Inicio » Ciencia » Equipo

Científicos confirman que algo de fuera de este mundo acabó con los dinosaurios

Restos de un elemento poco común podrían ser la pieza faltante de este misterio acontecido hace millones de años.

Han pasado 66 millones de años desde que el último dinosaurio deambulara por nuestro planeta y aún permanece en la nebulosa el cómo se produjo exactamente este fenómeno. La teoría científica más aceptada es que un asteroide gigantesco (de al menos 10 kilómetros de extensión), se precipitó sobre nuestro planeta acabando con la gran mayoría de las especies de aquel entonces.

Sin embargo, las pruebas recopiladas hasta ahora no habían sido suficientes para acreditar los alcances planetarios que habría tenido este incidente. Por lo mismo, un grupo de científicos se propuso investigar los hipotéticos rastros que debiese dejar todo impacto de meteorito y ver la posibilidad de que su datación coincida con el fin de la era cretácica.

Dinosaurios

Foto: lavanguardia.com

El estudio, que fue publicado en la revista científica Sciences Advance, asegura que el polvo de asteroide hallado en el cráter Chicxolub, en la península de Yucatán (México) es la prueba definitiva que confirmaría que el impacto de un meteorito de 10 kilómetros de extensión fue clave para la extinción masiva de los dinosaurios.

La investigación es la última del Programa Internacional de Descubrimiento del Océano 2016, codirigida por la Universidad de Texas (EE.UU.), la cual recolectó casi mil metros de núcleo de roca del cráter enterrado en el lecho marino. En el polvo de asteroide recolectado se encontraron importantes cantidades de iridio, elemento que es raro en la corteza terrestre, pero que suele aparecer en grandes niveles en los asteroides.

Los científicos encontraron tal cantidad de iridio que pudieron obtener con precisión la datación del polvo: solo dos décadas después del impacto. Ese dato ha llevado a pensar a los expertos que ése fue el periodo de tiempo que tomó la extinción del 75% de la vida en el planeta, incluidos todos los dinosaurios no aviares, como los icónicos tyrannosaurus y triceratops.

“Si realmente vas a poner un reloj en extinción hace 66 millones de años, fácilmente podrías argumentar que todo sucedió en un par de décadas, que es básicamente el tiempo que tarda todo en morir de hambre”, dijo el coautor Sean Gulick, profesor de investigación de la Escuela de Geociencias de UT Jackson.

Dinosaurios

Foto: Capa de iridio que ha sido detectada en diversas partes del mundo./ mattysparadigm.org

Además del iridio, la sección del cráter mostró altos niveles de otros elementos asociados a los asteroides, que también aparecieron en mediciones tomadas a la capa geológica en 52 puntos del planeta.

Dentro del núcleo y la capa geológica se han hallado también compuestos sulfurosos, aunque de manera dispar: mientras en el centro del cráter se encontró poco azufre,  sí está presente en altas cantidades en la piedra caliza que lo rodea. Eso significa que el impacto sopló el azufre original a la atmósfera, lo que pudo incrementar el enfriamiento y sembrar lluvia ácida por toda la Tierra.

De esta forma, fue que buena parte de las especies desaparecieron, incluso el 93% de los mamíferos de aquella época, pero lejos los más perjudicados fueron los dinosaurios que se extinguieron completamente.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios