Inicio » Ciencia »

Científicos descubren que Leonardo Da Vinci tenía trastornos psiquiátricos que lo llevaron a ser un genio

Investigadores analizaron sus cuadros más emblemáticos con los principales hitos detrás de la elaboración de ellos.

Guía de: Ciencia

Leonardo Da Vinci, una de las figuras más importantes del Renacimiento, probablemente tuvo trastornos psiquiátricos que lo ayudaron a crear sus distintas obras, según reveló recientemente un estudio científico publicado en la revista neurológica “Brain”.

Los autores de esta particular investigación, Marco Catani y Paolo Mazzarello, sostuvieron en su publicación que el emblemático artista e inventor habría tenido un trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH) y, a la vez, dislexia, la cual es una alteración de la capacidad de lectura por la que se confundir o alterar el orden de letras, sílabas o palabras.

Foto: Leonardo Da Vinci. /lasillarota.com

Foto: Leonardo Da Vinci. /lasillarota.com

A estas conclusiones llegaron los mencionados neurólogos italianos luego de analizar varios episodios de la vida de Da Vinci que evidenciaron síntomas del TDAH, algo que actualmente padece el 5% de la población adulta mundial. Catani y Mazzarello indicaron que el genio renacentista dedicaba varias horas al día a planear sus obras, pero luego se cansaba de ellas y las dejaba sin terminar.

Como ejemplo de ello señalan que en tres de sus obras más reconocidas el artista padeció de estos trastornos: “La Mona Lisa”, “La última cena” y “San Jerónimo en el desierto”. En la primera se tomó 16 años para acabarla; en la segunda, tardó tres años, pero utilizó una técnica incorrecta de frescos y la última simplemente no la concluyó.

Sin embargo, los investigadores señalan que tales condiciones, donde se combinan periodos de actividad enérgica con procrastinación (dejar de hacer una actividad para atender situaciones más irrelevantes o agradables), no necesariamente conllevan a consecuencias negativas.

“Si se canalizan positivamente, algunas de las características del TDAH pueden tener una ventaja: el vagabundeo mental puede alimentar la creatividad y la originalidad; la inquietud puede llevar a buscar la novedad y la acción para el cambio”, sostienen los autores del estudio.

En este sentido, explican que Da Vinci “logró más de lo que cualquier otro ser humano podría soñar en una vida, pero uno se pregunta cuál habría sido el impacto de su trabajo en la historia si hubiera logrado aplicarse más consistentemente a su arte y diseminar eficazmente sus intuiciones y descubrimientos”, comentaron Catani y Mazzarello.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios