Inicio » Ciencia »

Científicos realizan sorprendente hallazgo: Humanos han vuelto a desarrollar un hueso

Para los expertos los cambios en la alimentación en los últimos 150 años han influido para que reaparezca.

Guía de: Ciencia

Un pequeño hueso ubicado en un tendón detrás de la rodilla, que se pensaba que había desaparecido tras la evolución humana, ha resurgido y se ha vuelto más común en los últimos 100 años. A esa conclusión ha llegado un grupo de investigadores de la Escuela Imperial de Londres luego de recopilar más de 21.000 estudios de rodilla de 27 países efectuados a lo largo de 150 años.

Según los expertos, el hueso denominado “fabela”, estuvo presente en sólo el 17,9% de la población mundial en 1875, cuando comenzaron los registros mientras que en 2018 el porcentaje llegó al 39%.

esqueleto

Nadie sabe para qué sirve

Lo más curioso es que la ciencia desconoce la función de este pequeño hueso. “No sabemos cuál es la función del fabela, nadie lo ha explorado nunca”, aseveró el autor del estudio, Michael Berthaume.

De acuerdo a este especialista, se piensa que este hueso del tipo sesamoideo (que está alojado en el tendón de un músculo) “puede actuar como otros huesos sesamoideos para ayudar a reducir la fricción dentro de los tendones, redirigiendo las fuerzas musculares o ―como en el caso de la rótula― aumentando la fuerza mecánica de ese músculo”. “O podría no hacer nada en absoluto”, indicó Berthaume.

Foto: Ubicación del hueso "fabela". /imperial.ac.uk

Foto: Ubicación del hueso “fabela”. /imperial.ac.uk

Según este estudio, es probable que el fabela cause dolor y molestias de rodilla. “Es un hueso que no tiene una función aparente, causa dolor e incomodidad a algunos, y podría requerir su extirpación si causa problemas”, aseguran los autores de la investigación.

Los especialistas estiman que, por ahora, este hueso solo nos causa problemas, pero lo realmente interesante es por qué está regresando.

Para Michael Berthaume es probable que “”el ser humano promedio está actualmente mejor alimentado, lo que significa que somos más altos y más pesados”. Si a esto se le agrega el hecho que ahora tenemos las tibias más largas y los músculos de pantorrilla más grandes, lo que genera mayor presión sobre la rodilla, por lo que el hueso es más común ahora que antes.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X