Inicio » Ciencia » Equipo

¿Cuánto tiempo debería durar una misión a Marte? Científicos aseguran tener la respuesta

La constante radiación espacial a la que se verían expuestos los futuros viajeros, sería la principal condicionante.

En diciembre de 2020, el multimillonario empresario aeronáutico, Elon Musk, predijo que la primera misión para enviar humanos a Marte podría ocurrir entre 2024 y 2026, lo cual es un periodo bastante cercano. No obstante, hasta ahora se desconocía qué tan riesgoso podría resultar para los tripulantes de esos hipotéticos vuelos espaciales el viajar y residir en un planeta que tiene características muy disímiles a las de la Tierra.

Es por ello, que investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Skólkovo (Rusia), de la Universidad de California (EE.UU.), de la Universidad de Potsdam (Alemania) y del Instituto de Tecnología de Massachussets (EE.UU.) se propusieron determinar un factor clave para la sobrevivencia tanto en el espacio exterior como en planetas con poca atmósfera: la radiación a la que se verían expuestos.

En el estudio, que fue publicado en la revista AGU Space Weather, los científicos analizaron el impacto de la radiación cósmica en los tripulantes de la misión en la que viajan durante nueve meses, así como las limitaciones que impone el peso de la nave espacial a los materiales de protección, simulando su propagación de las partículas al interior de la misma.

Marte / Foto: steemkr.com

Para los expertos, existen dos tipos de radiaciones que son de sumo cuidado: las partículas energéticas solares (SEP, en sus siglas en inglés) y los rayos cósmicos galácticos (GCR, en sus siglas en inglés). La intensidad de ambas depende directamente de la actividad solar e influyen en diferentes órganos humanos y afectan a la nave espacial.

Los cálculos demostraron que el mejor momento para viajar a Marte es cuando se produce el máximo solar, ya que el tipo de radiación más agresiva, que son los GCR, disminuye durante los 6-12 meses posteriores a la más alta actividad solar. No obstante, aun cuando las misiones se desarrollasen durante ese lapso igual no podrían exceder los cuatro años, ya que, tras cumplirse ese tiempo, los integrantes de la tripulación se expondrían a niveles peligrosos de radiación.

Cabe destacar que, además, se ha descubierto que la capacidad de protección contra la radiación cósmica de los materiales empleados durante el viaje se ve condicionada por el peso máximo permitido de la aeronave. En ese periodo dichos materiales pueden empezar a transmitir radiación ellos mismos.

De todas formas, para Yuri Shprits, geofísico de la Universidad de California y uno de los autores del estudio, los resultados de la investigación demuestran que es factible un viaje tripulado a Marte pese a que “la radiación espacial impone limitaciones estrictas a lo pesada puede ser la nave espacial y al momento del lanzamiento, y presenta dificultades tecnológicas para las misiones humanas a Marte”.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios