Inicio » Ciencia »

Desentierran enorme y misterioso sarcófago en Egipto: ¿Qué tenía en su interior?

Objeto de 2000 años de antigüedad generó todo tipo de especulaciones.

Guía de: Ciencia

Hace pocos días se ha realizado un extraordinario descubrimiento en Egipto: un ataúd de roca de alabastro (de color negro) de 27 toneladas y de grandes proporciones, algo nunca antes visto.

La noticia despertó el interés de buena parte de los aficionados a la Egiptología del mundo entero, debido a que es el más grande hallado hasta ahora en la ciudad de Alejandría (265 cm. de largo, 185 cm. de alto y 165 cm. de ancho) y, según los arqueólogos, nunca había sido abierto antes, pese a su antigüedad: 2000 años.

Foto: Sarcófago hallado recientemente en Egipto. /actualidad.rt.com

Sarcófago hallado recientemente en Egipto. /actualidad.rt.com

Por su ubicación, proporciones y antigüedad se especuló, en un principio, que pudo haber pertenecido a algún importante jerarca del periodo Ptolemaico temprano, marcado por la muerte de Alejandro Magno en el año 323 a.C., por lo que la incertidumbre por saber qué había en su interior creció con el paso de los días hasta que finalmente un equipo de arqueólogos logró levantar la pesada tapa.

Es así como el pasado 19 de julio se puso fin al misterio cuando se encontraron tres restos humanos dentro del milenario recipiente. Uno de ellos tenía el cráneo dañado con un arma blanca, posiblemente en una batalla, lo que habría desencadenado su muerte.

En tanto, las otras dos personas momificadas no tenían este tipo de impactos, aunque estaban visiblemente deterioradas por el agua de color rojizo que había dentro del sarcófago.

sarcófago egipcio

Lo hallado dentro del sarcófago. /actualidad.rt.com

Justamente, este último elemento hizo que muchos se preguntaran en las redes sociales si el líquido correspondía a algún veneno o mercurio rojo. En tanto, otros llegaron a pensar que el agua contenía poderes especiales para la salud, llegando a hacer una petición en la página web Change.org para poder beberla. Dicha solicitud fue firmada por 11 mil personas.

Sin embargo, todo ello fue descartado por el secretario general del consejo Supremo de Antigüedades de Egipto, Mohamad al Vaziri, quien lideró la apertura. Según el funcionario, el mencionado líquido corresponde a aguas residuales que entraron en el ataúd por una fisura desde el edificio que se encontraba encima. En cuanto al color rojizo, éste se debe a que el agua se mezcló con los restos humanos.

Respecto de la posibilidad de que alguno de los esqueletos perteneciera a Alejandro Magno, Vaziri lo descartó, pues en realidad se trata de una sepultura familiar. “No tienen conexión con las familias reales del periodo ptolemaico o romano, ya que no hay inscripciones correspondientes en el sarcófago”, argumentó el experto.

Más sobre Ciencia

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X