Inicio » Cine »

Difunden aberrante declaración de Tarantino defendiendo a Polanski: “Fue una violación legal”

En una entrevista de 2003, Quentin Tarantino defendió a Roman Polanski en el caso de abuso de una menor alegando que fue una "violación legal".

Guía de: Cine

Si las recientes declaraciones de Uma Thurman sobre el supuesto maltrato que recibió de Quentin Tarantino pusieron el nombre del director en los titulares, prepárate para lo que sigue.

quentin-tarantino

Quentin Tarantino

Medios estadounidenses como The Hollywood Reporter publicaron una entrevista de 2003 en la que el director defiende a Roman Polanski por la violación de una niña de 13 años a fines de los años ’70, acto del que se declaró culpable.

Las declaraciones de Quentin Tarantino se corren por completo del terreno de lo defendible y resultan aberrantes: “No violó a una niña de 13 años, fue una violación legal. No es lo mismo (…) Tuvo relaciones con una menor. Eso no es violación.” Según Tarantino, “cuando usas la palabra violación, hablas de un acto violento”. Violación legal, Quentin, es un oxímoron. Violación implica delito.

Durante la entrevista, el director de “Bastardos sin gloria” fue consultado sobre qué haría si la menor violada hubiera sido su hija: “Golpearía al culpable hasta el cansancio”. Coherencia, ante todo.

El abuso de Roman Polanski a Samantha Geimer

Si bien el director nacido en Francia tiene varias denuncias en su contra, el caso paradigmático es el de la violación a Samantha Geimer, al que se refiere Tarantino.

Los hechos sucedieron en 1977, cuando la niña de 13 años fue llevada por Polanski a la casa de Jack Nicholson bajo el pretexto de sacar una fotos para la revista Vogue. El director la drogó y la fotografió con el torso desnudo. Luego la llevó al dormitorio y la violó, pese a la negativa de Geimer.

roman-polanski

Roman Polanski tiene hoy 84 años y no puedo ingresar a Estados Unidos por este caso de violación de una menor.

Polanski fue acusado de abuso sexual y administración de drogas a una menor de edad, perversión y sodomía. El director se declaró culpable para llegar a un acuerdo con la fiscalía. Pasó solo 42 días en la cárcel. Desde entonces, no puede visitar países del que podrían extraditarlo, como Estados Unidos y Reino Unido.

Es por este caso que, cuando en 2002 le entregaron el Óscar a Mejor Dirección por “El pianista”, no pudo viajar a recibir el galardón.

Con los tiempos que corren y el tema en plena ebullición, vale preguntarse si hoy la Academia de Hollywood se atrevería a darle este preciado premio en sus circunstancias.

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X