Inicio » Cine »

El tortuoso rodaje que llevó a Brad Pitt al límite y casi lo deja fuera de una de sus películas más famosas

El actor narró la difícil experiencia que vivió durante el rodaje de "Entrevista con el vampiro" (1994).

Guía de: Cine

Hace años que Brad Pitt ostenta el título de súper estrella de Hollywood, pero antes de convertirse en un popular y cotizado actor, estuvo a punto de abandonar una de las películas más emblemáticas.

En 1991 había tenido su primera gran oportunidad en “Thelma & Louise”, pero fue en 1994 cuando su destino cambió para siempre, tras el estreno de “Leyendas de Pasión” y “Entrevista con el vampiro”. Brad Pitt compartió protagónico con Tom Cruise en la historia de vampiros escrita por Anne Rice.

entrevista con el vampiro actores

Tom Cruise y Brad Pitt en “Entrevista con el vampiro” (1994)

Aunque se convirtió en una de las películas más vistas de 1994 y marcó un hito en las carreras de sus protagonistas, Brad Pitt ha revelado que padeció aquel rodaje.

El aspecto torturado que luce en el film no era solo actuación y maquillaje, según él mismo confesó hace algún tiempo a Entertainment Weekly: “¡Fui un desgraciado! ¡Fueron seis meses en la oscuridad!”

“Lo mejor que obtuve de esa película es mi historia de amor con Nueva Orleans. Rodábamos por la noche, así que andaba en bicicleta todas las noches. Hice grandes amigos allí. Pero luego llegamos a Londres, y Londres fue la tremenda oscuridad. Era lo más duro del invierno”, explicó.

Lee también: La escandalosa verdad detrás de la escena de sexo de Sharon Stone y Sylvester Stallone en “El especialista”

Pitt había aceptado el papel sin preguntar demasiado: con Tom cruise como compañero y su amigo Neil Jordan como director, no necesitaba saber más. El rodaje, sin embargo, lo llevó al límite.

Las escenas rodadas en Londres se hicieron de día, pero dentro de un sitio completamente oscuro y desagradable, que el actor definió como “un caldero, un mausoleo sin ventanas que no ha sido restaurado en décadas”. Cuando el trabajo había concluido, ya era de noche. Durante el día, no veía un solo rayo de luz.

Llevar una vida propia de vampiro, en la absoluta oscuridad, casi lo hace abandonar la película: “Lo confieso, un día me quebré. Pensé que la vida es demasiado corta para esa calidad de vida. Llamé a David Geffen (productor de la película), que era buen amigo mío. Y él vino a verme. Le dije: ‘David, no puedo más. No puedo hacerlo. ¿Cuánto me costaría abandonar?’. Y él respondió, con mucha calma: ‘Cuarenta millones de dólares’. Y le digo: ‘Ok, gracias’. La verdad es que sirvió para acabar con mi ansiedad. Pensé: ‘Tengo que levantarme y manejar esto”.

entrevista con el vampiro brad pitt rodaje

Brad Pitt en “Entrevista con el vampiro” (1994)

Y así lo hizo. Aunque no se refirió al tema, se dice que el aspecto de los actores no se consiguió solo con maquillaje, sino que cada día debían permanecer 30 minutos colgados boca abajo para que, al levantarse, la sangre corriera y los dejara pálidos.

Tras el estreno de “Entrevista con el vampiro”, Brad Pitt no obtuvo los mejores comentarios de la crítica, pero le faltaba poco para convertirse en el respetado actor que es hoy.

Lee también: La dulce revancha de Brad Pitt: Actor esperó 20 años para vengar grave humillación y abuso

Más sobre Cine

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X