Inicio » Colo Colo » Equipo

Campeones de la Libertadores: a 24 años del momento más importante de Colo Colo (y del fútbol chileno)

El único triunfo importante en la historia del fútbol chileno, llenó de emoción a todo el pueblo colocolino y a todo un país.

El 5 de Junio de 1991 Chile, desde Arica hasta la Antártida y de cordillera a mar, independiente de su color político y futbolístico, detendría sus actividades por cerca de dos horas, ya que por primera vez en la historia, un equipo de fútbol (el deporte más popular de la nación), tenía un representante con reales posibilidades de ganar la Copa Libertadores de América, la competencia más importante de clubes de este subcontinente.

Pese a que antes el mismo Colo Colo, Unión Española y Cobreloa en dos ocasiones (Universidad Católica lo lograría con posterioridad en 1993), habían estado cerca de tocar el cielo sudamericano, la inmediatez de las comunicaciones y el proceso político-social vivido en Chile en esa época, hacía que cualquiera, aún los anti-futboleros de siempre, pudieran identificarse con la escuadra de Mirko Jozic.

Pese al campeonato logrado en 1990, Colo Colo llegaba en medio de una turbulencia, generada por la reciente salida de Arturo Salah de la banca alba, siendo reemplazado por el enigmático Mirko Jozic. El croata venía precedido de un palmarés notable a nivel juvenil, donde había triunfado a nivel mundial con Yugoslavia en el mundial de Chile y en el mismo Colo Colo, pero nadie se atrevía a apostar que repetiría dichos triunfos con la adulta de Colo Colo. Mirko por su parte, respondía con trabajo, su única herramienta, ya que a esa altura su manejo del español era casi nulo pese a ya llevar un par de años trabajando en Chile. En tiempos donde el boom de contrataciones internacionales aún no se generaba, Colo Colo se reforzó poco pero bien: recuperó al histórico Patricio Yáñez (que deambulaba sin éxito en los peores tiempos de la U) y contrató a un joven que pintaba para bueno en O’higgins: Gabriel Mendoza, quienes se transformarían en emblemas del Colo Colo 91.

La Campaña

Concepción liderada por el "Loco" Villamil y el "Ruso" Adomaitis, fue el primer escollo de Colo Colo en la Libertadores.

Concepción liderada por el “Loco” Villamil y el “Ruso” Adomaitis, fue el primer escollo de Colo Colo en la Libertadores.

En tiempos que la Copa Libertadores se desarrollaba de distinta forma a lo que es hoy, Colo Colo quedó en el Grupo 2, emparejado con Deportes Concepción ( Ganador de la liguilla) y los ecuatorianos de Barcelona y Liga Deportiva Universitaria de Quito. Los penquistas tenían un buen equipo, liderados al arco por Nicolás Villamil, la estantería era bien liderada por Miguel Ardiman y la ofensiva giraba entre los pases de Héctor Adomaitis y los goles de Juan Carlos Almada. Por su parte los ecuatoarianos, no generaban el respeto que se han ganado los últimos años, pero sí fue una sorpresa, como Liga se imponía a Barcelona, el mejor equipo del Guallas. Tres triunfos y tres empates clasificaron a Colo Colo como el mejor del grupo con una consigna que se mantendría como vital hasta la final: Ganar todo en casa y obtener el mejor resultado afuera.

Último minuto ante Universitario y Morón salva en la línea el triunfo albo.

Último minuto ante Universitario y Morón salva en la línea el triunfo albo.

En segunda ronda, Colo Colo se enfrenta a Universitario de Lima, que tampoco parecía ser un gran rival para el hasta ahora invicto cuadro albo. Luego los colocolinos entenderían que habían desmerecido a un rival que fácilmente se podría haber llevado la victoria. 0-0 en Lima y un estrecho 2-1 en Santiago (sellado en el último minuto con una atajada de Daniel Morón en la línea), dejaron como lección que todo iba en serio.

"El Polaco" Dabrowski, héroe de los cuartos ante Nacional.

“El Polaco” Dabrowski, héroe de los cuartos ante Nacional.

En Cuartos de Final, ya la cosa tomaba ribetes muchos más serios cuando al frente estaba uno de los grandes de Uruguay y Sudamérica: Nacional. Sin embargo, la tarea ya se facilitó bastante, cuando Colo Colo venció a los orientales por 4-0 con dos goles de Ricardo Dabrowski. La vuelta, pese a perder por 2-0, resultó un trámite ante el próximo rival a vencer: Boca Juniors.

Navarro Montoya, y la controversia generada en el partido de vuelta.

Navarro Montoya, y la controversia generada en el partido de vuelta.

Si Nacional asustaba a los hinchas, ir a la Bombonera era una prueba de fuego, por eso se anticipaba que este choque, era una verdadera final anticipada del torneo. En Buenos Aires, Colo Colo aguantó al máximo, perdiendo 1-0 y dejando intactas sus ilusiones de avanzar a la final. Lo vivido en la vuelta da para un libro: Colo Colo con dos goles de Marcelo Barticciotto, dejaba a Boca eliminado y humillado, con un plantel hecho para ganarlo todo. Dicha afrenta fue imposible de soportar para los trasandinos, que sumidos en una locura indescriptible, las emprendieron contra los gráficos y carabineros, que tuvieron que intermediar para recuperar el orden. La imagen principal dio la vuelta al mundo: Navarro Montoya, arquero de Boca Juniors, mordido en sus glúteos por un can de carabineros llamado Ron.

La formación de Colo Colo en el último partido ante Olimpia.

La formación de Colo Colo en el último partido ante Olimpia.

Luego del bochornoso incidente, donde incluso se pensó que Colo Colo podría haber sido sancionado, Olimpia de Paraguay se presentó como el último escollo a vencer. Los guaraníes, eran los campeones vigentes y su fortín del “Defensores del Chaco”, parecía inexpugnable. Sin embargo Colo Colo sacaría un valioso empate 0-0, dejando la responsabilidad nuevamente en casa. A Jozic se le presentó un puzzle que parecía imposible de mediocampo hacia arriba: a la lesión que afectaba a Dabrowski, se sumaron las suspensiones de Yáñez y Ruben Martínez, por lo que el croata echó mano a Luis Pérez, llegado también como refuerzo, pero que nunca había sido utilizado por Jozic en la Libertadores. Pérez sería el amuleto perfecto para una noche inolvidable, donde anotó dos goles de antología grabando su nombre a fuego, pese a estar solo un año en Colo Colo. El gol restante, en otra paradoja, sería de Leonel Herrera, quien tampoco había sumado minutos en este campeonato.

Revisemos los goles del campeonato albo.

Lo principal sin duda, fue el equilibrio de un equipo donde no hubo puntos bajos, desde los que jugaron todo como Jaime Pizarro y Eduardo Vilches, hasta los mencionados Pérez y Herrera, se sumaron al olimpo del balompié chileno, donde esperemos que alguna vez se pueda repetir semejante hazaña.

Salud Campeones!

@gustalbo

 

 

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X