Inicio » Colo Colo » Equipo

La dura noche de los defensores albos: ¿Son los únicos culpables de la derrota en Colombia?

En un partido que se presentaba parejo, tres errores garrafales en defensa, permitieron la primera derrota de el cacique en la Copa Libertadores.

Resulta difícil y doloroso hablar del partido de ayer en el estadio “El Campín” de Bogotá, ya que queda la percepción de que era un partido muy abordable, en donde Colo Colo pudo fácilmente traerse un empate o, porque no, los tres puntos, que hubieran pavimentado desde ya, la tan ansiada clasificación a segunda fase de la Copa Libertadores de América.

Morelo desdibujó a la zaga alba.

Morelo desdibujó a la zaga alba.

Pese a que no llegaba con regularidad, Colo Colo era el dominador de la pelota en el primer tiempo, donde Independiente de Santa Fe, parecía no encontrar la fórmula para apoderarse del balón y llegar al pórtico de un Justo Villar, que como nunca, y no por su culpa, lamentó tres veces la caída de su valla, sin encontrar la suficiente compañía en la zaga.

Lamentablemente, la pareja de centrales compuesta por Leonardo Cáceres y Cristian Vilches, tuvieron su peor partido desde que empezaron a jugar juntos, con la llegada del paraguayo e hicieron recordar en demasía, la figura gigante de Julio Barroso, que pese a viajar con el plantel, no quiso ser arriesgado por Héctor Tapia en tierras colombianas. Además de los yerros defensivos, Santa Fe contó con la figura del partido: Wilson Morelo, que tocó el balón en tres ocasiones, convirtiendo los tres goles cafeteros. En el primero, una desinteligencia de Vilches, dejó mano a mano a Villar con Morelo, en el segundo, ambos centrales se durmieron, permitiendo la arrancada del atacante que luego de formarse un parque de diversiones en el área, dejó con un palmo de narices a los centrales y al arquero y en el tercero, una gruesa falla de Gonzalo Fierro, permitió nuevamente a Morelo convertir con la ayuda de Omar Pérez, quien también dejó locos a los defensores albos.

Vecchio, de pálido andar ante Santa Fé.

Vecchio, de pálido andar ante Santa Fé.

¿Es culpable sólo la zaga de la caída en Colombia?. La verdad es que Héctor Tapia, genera el mismo planteamiento, no importando el rival y si es local o visita, lo que a veces da resultado y a veces como anoche no. Tal situación se vio a las claras, con el ingreso de Claudio Baeza en el segundo tiempo, por un cada vez más intermitente Juan Delgado. El rombo en el medio, con Baeza atrás, Esteban Pavez y Jaime Valdés por los lados y Emiliano Vecchio más suelto, generó mucho más fútbol y equilibrio en el mediocampo que lo propuesto desde el comienzo, donde lamentablemente Valdés no estuvo al nivel de otras noches, pero parecía mejorar antes de la inexplicable decisión de sacarlo para hacer ingresar a Camilo Rodríguez. Tal vez sería bueno, darle más trabajo a este esquema, contra equipos que proponen y buscan el triunfo, reemplazando a Vecchio, que ha entrado mejor como suplente, por Humberto Suazo, que ha demostrado que su principal problema es la velocidad, pero que lo soluciona, haciendo circular rápidamente el balón, en un equipo donde la figura de Esteban Paredes es imprescindible, tanto para darle profundidad, como para arrastrar marcas.

En resumen, mucho para trabajar en una defensa que mostró sus debilidades y un equipo en general que no tuvo grandes figuras. Todo eso, para un conjunto que no tendrá mucho tiempo antes de su próximo desafío, el Domingo ante Ñublense, donde las casi seguras reapariciones de Barroso y Paredes, servirán para mejorar un equipo que tampoco puede darse el lujo de dormirse  en el Campeonato Nacional, ya que al tratarse de Colo Colo, la consigna es clara: Hay que ganarlo todo.

¿Qué opinas del rendimiento del equipo?

@gustalbo

 

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X