Inicio » Colo Colo » Equipo

La tarde casi histórica: El épico empate de Colo Colo con dos expulsados

En una tarde extraña, de reacciones irracionales, 9 héroes casi marcan historia en el Monumental.

Luego de que el miércoles Colo Colo volviera al terreno internacional, con una victoria clara sobre Atlético Mineiro, el Domingo se vislumbró inmediatamente que Héctor Tapia no se guardaría nada en pos de competir tanto en el torneo nacional como en la Copa Libertadores. Con las ausencias obligadas de Julio Barroso y Esteban Paredes, la alineación fue la misma que saltó al campo de juego con los brasileños, a diferencia de Palestino, que se guardó algunas figuras para su viaje a Venezuela de mitad de semana.

Un párrafo aparte merece el público: de un lleno completo ante Mineiro, se pasó a una cantidad indigna para lo que es Colo Colo. Lamentablemente, acá el público no tiene la culpa de que las entradas del club más popular de Chile, sean las más caras del mercado. Nuevamente un tirón de orejas para la dirigencia, que son incapaces de ponerse a tono con el hincha albo.

Colo Colo

Vecchio expulsado en el primer tiempo.

Los primeros minutos, fueron de estudio, donde Palestino atacaba tibiamente y los albos mostraban mucho toque, pero poca profundidad de la mano del retornado Emiliano Vecchio, quien demostró pronto que sus ganas de volver a la titularidad, se transformaron en un alza de revoluciones, cuando en una jugada sin trascendencia, respondió una falta con un codazo a medio metro del árbitro. La roja llegó justamente y seguramente dejará a Vecchio fuera de un par de partidos.

Luego de eso, Palestino empezó a tomar el dominio del campo, pero parecía que aún con diez, respetaba demasiado a Colo Colo como para poder lanzarse en un ataque franco. Todo cambiaría antes de terminar el primer tiempo cuando Humberto Suazo, también recibió la roja directa, luego de una falta y un par de palabras que no le parecieron al árbitro. Con el marcador aún en blanco, se esperaba que la debacle llegaría en cualquier minuto.

En ese minuto, la batalla se trasladó a las bancas: Tapia pese a la adversidad, planteó los cambios de manera muy inteligente. Luego de la segunda expulsión, inmediatamente sacó a Juan Delgado (de discreto papel hasta ese minuto) y lanzó al campo a Claudio Baeza, quien le dio un mayor balance al mediocampo, cerrando las conexiones del rival. Por su parte, Gonzalo Fierro y Jean Beausejour, dejaron de subir, generando un muro con los centrales Leonardo Cáceres y Cristián Vilches, que mantienen un gran nivel. Por su parte, Pablo Guede entró en la desesperación al ver que la superioridad numérica no se traducía en la ventaja en el marcador y apresuró las inclusiones de Valencia y Domínguez, que no solucionaron la baja rotación de balón del conjunto árabe.

Para acrecentar la frustración de Guede y sus muchachos, Tapia sacó al único delantero nominal que le quedaba: Felipe Flores, que derrochó ganas y esfuerzo, pero poco pudo hacer, luchando solo contra el mundo. Ingresó Camilo Rodríguez, quien se esperaba reemplazara a Fierro en el fondo, para darle más proyección al “joven pistolero”, pero fue el mismo quien empezó a proyectarse de gran forma, generando peligro y desahogo por la banda derecha, lo mismo que hacía Baeza por la izquierda.

Colo Colo

Valdés después del golazo que puso el 1-0.

En ese minuto, empezaría el festival de Jaime Valdés, que absolutamente solo, en un par de minutos, se generó un córner y dos tiros libres. En el segundo, ayudado con un rebote, puso el impensado 1-0, para el disfrute de las pocas personas que se acercaron al Monumental. Lamentablemente, la alegría duraría poco, ya que tras cartón, la única desinteligencia de la zaga alba en la tarde, propició el cabezazo de Ramos, que pondría el 1-1, que Palestino tampoco se merecía.

Con la entrada de Dylan Zúñiga, Colo Colo cerró un partido que Palestino no quiso pelear más. Incluso en el último minuto, Baeza metió un cabezazo, que cerraba una tarde histórica, pero un milimétrico off-side, dejó un sabor amargo, ya que se pudo ganar pese a toda la adversidad.

En resumen, vimos a un Colo Colo responder pese a todo lo que tuvo en contra, lo que pese al resultado que lo aleja de la punta, permite descansar tranquilos para la competencia interna y externa. Lamentablemente a mitad de semana, no se contará con Paredes nuevamente y el fin de semana, Vecchio y Suazo no estarán. Pero la consigna es clara: hay equipo.

¿Qué opinas del partido?

@gustalbo

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X