Inicio » Cómics » Equipo

“¿Por qué diablos me gustan los comics?” (Parte 2)

En esta segunda parte, 5 nuevos ilustres comiqueros nos cuentan el porqué cayeron rendidos a los pies del noveno arte y porqué es parte fundamental de sus vidas.

Cómics

Imagen: @elfafosaez

En la primera parte de este artículo, conocimos las razones del escritor Jorge Baradit, del periodista Gustavo Arismendi, del secreto personaje conocido como Clepanto, de la dibujante y guionista María José Barros, de Daniel “Shazam” Hernández y del editor y guionista Marco A. Rauch. Bueno, ahora le toca el turno a otros 5 destacados comiqueros –cuyas vidas giran de distinta forma en torno a la historieta– de contarnos por qué diablos les gustan los comics.

Alfredo Rodríguez. Creador de los webcomics “Siento y Miento” y “Lado-B”.

“Las razones son muchas. Demasiadas. No es porque sea mejor que el cine o la literatura. Son todos medios diferentes y son la combinación de sus características las que hacen encantador cada medio. Me encanta que la experiencia de lectura del comic sea íntima, como leer un libro, sientes que eres el único que presencia los acontecimientos que estás leyendo. Me encanta que la narración sea gráfica, como en el cine, por eso de que “una mirada puede decir más que mil palabras”… amo esa complicidad que implica ver algo y entender de qué se trata sin que nadie te lo diga de forma explícita. Me encanta la libertad y la infinidad de posibilidades que da la página… en ella puedes contar mil historias de forma simultanea, una historia de forma desordenada, llenarla de detalles, dejarla en blanco, poner solo texto, sacar a los personajes fuera de la viñeta. etc. El tiempo y su linealidad es muy difícil de torcer en otros medios, pero en el comic se puede hacer de forma casi natural. Y por último, y por sobre todas las razones, lo que más me gusta es que leer un cómic me puede alegrar, entristecer, emocionar, deprimir y sorprender, al igual que el cine, el teatro, los libros y cualquier otro medio narrativo”.

Gabriel Rodríguez. Dibujante y co-creador, junto al guionista Joe Hill, de “Locke & Key”, uno de los comics más premiados a nivel mundial.

“Desde chico me gustó leer, y tuvimos a la mano por igual libros, revistas y novelas gráficas. El cómic me parece una herramienta narrativa muy intensa. Tanto para autores como lectores, implica una experiencia sensorial muy rica, intensa, pero a la vez muy íntima. La cantidad de contenidos que puede abordar en paralelo, junto con una construcción que es bella en sí misma (si estamos hablando de buenos cómics), los hace únicos. Puedes crear el mundo y la historia que quieras, casi sin límites técnicos, lo que los hace canalizar propuestas creativas en que prácticamente sólo la imaginación es el límite. Es un lenguaje además muy amable, lo que lo hace accesibles en diferentes culturas y edades. Y tiene el plus que al ser tan desgastadores y difíciles de hacer, por lo trabajado del oficio, todos los involucrados en hacerlos lo hacen con gran pasión, por hacer la obra y compartirla, que es el fin último. Y eso es algo que también se percibe y se agradece al leerlos”.

Catalina González, periodista, creadora de LaComiquera.com, el primer sitio que hace crítica de cómics con mirada de género.

“Amo como los comics tienen el potencial de crear y grabar mundos a través de imágenes hermosas y horrorosas como si la mente fuese de acero. Y aún más, amo los comics por todo lo no dicho, por ese espacio entre viñetas que nos exige más que sólo leer y mirar. Los comics son un medio que nos demanda participar, que nos involucra y que finalmente logra que la experiencia de leer sea mucho más estética y disfrutable. Estás leyendo un mundo, lo estás viendo y además, tú mismo lo estás creando. Ningún otro medio tiene ese poder”.

Celeste Arredondo, dueña de Café Comics, la guarida de los comiqueros.

“Es fácil y difícil a la vez. Me gusta las historia de algunos personajes cuando se trata de súper o anti héroes. Obviamente de preferencia los grandes escritores Alan Moore, Garth Ennis, Morrison. De novelas gráficas, las obras de literatura como Poe o Lovecraft. Pero porqué me gusta realmente, pasa también por la ilustración, principalmente algunos dibujos que son verdaderas obras de arte, como Ronin. Me encanta la ilustración, los detalles, lo que quiere decir la imagen, más que las palabras. Me quedo mirando algunos obras mucho tiempo encontrando todo los detalles que dice la imagen o viñeta”.

Francisca Cárcamo, creadora del webcómic “Las aventuras dibujísticas de Panchulei”.

“Los cómics logran esos instantes icónicos sin la intervención de otro arte que pase por encima de este. Me gustan los cómics cuando hablan de la vida diaria y en vez de encandilarse con sendas formas, luces, colores y cuanto hay, marcan unos trazos demostrativos de lo que realmente se debe hacer; contar una historia”.

Bueno. Para terminar, les dejo mis razones. “Me gustan los comics porque fueron mi primer gran amor. De chico, cuando recibí mi primera historieta, me maravilló el mundo de los superhéroes, la fantasía y las aventuras que ahí ocurrían. ¿Cuántas veces me amarré una toalla emulando a Batman o Superman, o cuántas me subí a un árbol creyéndome Spider-Man? Ya más grande, las razones fueron cambiando, al ampliar la lectura a comics no superheróicos. Descubrí que el cómic es muchas cosas, pero que no es otras. Me explico. Es como el cine, pero no lo es. Es como literatura, pero no lo es. Es gráfica o un arte plástica, pero no lo es. El cómic es una mezcla de muchas cosas, pero no se parece a ninguna. El cómic es un lenguaje único, que tiene recursos para transformar al lector en un ser más complejo: en un lector/observador/imaginador. El cómic es imaginación pura, es la magia de visualizar los sueños e imaginario de sus autores”.

Muchas gracias a los destacados comiqueros que colaboraron con este artículo. Gracias por amar el cómic.

Vamos. Comenta. Compártenos tus razones y cuéntanos por qué diablos te gustan los comics tanto como a nosotros.

@elfafosaez

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X