Inicio » Cómics » Equipo

Alejandro Jodorowsky, el guionista de cómics

Director de cine, escritor, mimo, psicomago, actor, tarotista y quién sabe cuántas cosas más, este destacadísimo chileno es, además, un brillante guionista de cómics.

Alejandro Jodorowsky

Fuente EFE

Alejandro Jodorowsky lleva más de 40 años ligado al mundo del cómic.

El primer cómic que leí de Jodorowsky era uno que en realidad casi no se leía: Los ojos del gato. Era un libro con hojas de gran formato, aunque muy breve. En menos de 50 páginas y casi sin palabras, contaba una historia maravillosa y espeluznante a la vez. Cada página tenía sólo una gran viñeta, dibujada por uno de los más grandes del cómic europeo, el artista francés Jean Giraud, conocido bajo el seudónimo de Moebius.

Yo tenía unos 14 años y, aunque olvidé el nombre del vecino que me prestó esa obra de arte, el nombre de su autor no me lo pude borrar nunca de la cabeza: Alejandro Jodorowsky.

Este particular chileno, nacido en Iquique en 1929, se inició en el mundo de la historieta en México. Por cinco años publica “Fábulas pánicas”, una tira que según él mismo dice “tuvo mucho éxito porque yo iba diciendo todo lo que pensaba de positivo. No era un cómic destructivo, sino positivo”. Todavía en México y a mediados del ’66, nace su personaje “Aníbal Cinco”, dibujado por Manuel Moro y editado por Novaro. Sería este cómic el que le abriría las puertas como guionista en Europa. En 1990 volvería a publicar aventuras de este personaje, pero ahora con el francés George Bess.

Para Jodorowsky, según él mismo ha dicho, el cómic ha sido su principal forma de ganarse la vida (ni el cine, ni el teatro), ya que la mayoría de sus libros han vendido miles de copias. En Europa se rodeó de los principales dibujantes (Moebius, Manara, Bess, Arno, Jiménez, por nombrar algunos) y tuvo un éxito abrumador con sagas esenciales dentro del cómic europeo como “La Casta de los Metabarones”, “La saga del Incal” y últimamente, con “Los Borgia”.

Incal Negro

Foto: Colección Humanoides

“La saga del Incal” está dentro de las publicaciones esenciales del cómic europeo.

En una entrevista, le preguntaron cuáles eran sus ideas como autor, el mundo que él quería transmitir, y respondió poniendo como ejemplo la saga de Alef Thau: “Yo pretendo siempre dar un mensaje de tomar conciencia. Por ejemplo, el personaje que hice para Arno (el dibujante de la historia) no tiene brazos ni piernas cuando nace, lo que es un desafío porque era una historia épica. Le van creciendo los miembros hasta que es un hombre completo. El último capítulo se llama “El triunfo de la voluntad”. Me propuse mostrar un canto a la voluntad, me propuse un cómic iniciativo, es decir, pasar símbolos, pasar tomas de conciencia, un trabajo espiritual. Siempre mi proposición es tomar un personaje que empieza a crecer y a tomar conciencia, siempre en mis historias un acto pequeño se transforma en un conflicto universal, es mi estilo”. Es esa forma de pensar, de ver y de vivir la vida, es la que transmite vaya donde vaya y sea cual sea la disciplina de turno que esté abordando Jodorowsky.

Sabiduría de un chiste

Este año vino como invitado a la Feria del Libro. Vino a hablar de psicomagia y el mundo místico del que también es protagonista. Sin embargo, recuerdo como una de sus mejores visitas la que hizo algunos años también a la Feria del Libro, al lanzamiento de “La sabiduría de los chistes”, un libro en el que, como su nombre lo indica claramente, pretende buscar la moraleja en cuentos con finales graciosos. Yo fui a que me firmara un cómic, y me quedé al lanzamiento, el que hizo con Álvaro Salas de invitado… y el pimponeo fue bizarramente antológico.

Tras una seguidilla de chistes y moralejas, hubo uno que hizo reír a toda la audiencia. La gente esperaba que Jodo respondiera con una moraleja igual de brillante, pero él, secándose las lágrimas de la risa, dijo: “Bueno, hay algunos chistes que sólo tienen la simple sabiduría de hacernos reír”. Así es Jodorowsky, un sabio y a la vez un optimista, que siempre nos dejará con la sensación que podemos ser mucho más de lo que creemos que podemos ser.

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X