Inicio » Cómics » Equipo

Predicador: Un clásico

Un predicador texano poseído por una entidad mitad divina, mitad infernal. Un vampiro irlandés borracho. Una chica rubia, guapa, ruda y seca con las armas. Este es el trío que busca al mismísimo Dios. Con ustedes, un clásico de los '90: Predicador.

El guionista irlandés Garth Ennis tiene un estilo muy marcado a la hora de escribir comics: buenas y largas conversaciones entre sus personajes, mucha acción, buenas peleas y un sentido del humor que a veces haría ruborizar hasta al mismísimo Eric Cartman, de South Park. Con esta mezcla, ha sobresalido en el mundo del cómic con Hellblazer, una interesantísima Thor: Vikingos, con The Punisher y últimamente con The Boys. Sin embargo, su obra más personal es Predicador.

¿Quién es Predicador?

Predicador

Foto: DC Comics

Predicador pertenece a la línea de historias para personas “con criterio formado” de DC Comics.

Predicador (o Preacher, para los defensores de los nombres en su lengua original) nace en 1995 como el título más importante de la línea Vertigo, de DC Comics, la línea de comics “para lectores con criterio formado” de la editorial de Superman y Batman. La existosa saga de The Sandman había llegado a su fin y necesitaban un título igual de exitoso. Y ahí llega Ennis, con una historia extraña, pero llena de acción, humor  y situaciones provocadoras, lo que generaría ruido en el mundo del noveno arte desde el primer episodio.

Jesse Custer es el predicador de una pequeña iglesia en Texas, claro que ese trabajo no lo obtuvo por vocación, sino que por azares de una vida llena de problemas, ocasionados por él mismo, claro. Porque a Jesse y al resto de los protagonistas de esta serie, definitivamente les gusta meterse en problemas.

La vida de Custer dejaría de ser la misma gracias a un hecho que ocurriría en la mismísima frontera del cielo con el infierno, la que (como buena frontera) está cuidada por guardias de cada uno de los bandos. Todo cambiaría cuando un ángel guardián se involucra con una demonia y ¡paf! tienen un hijo. Sí, un hijo. Una entidad mitad angel-mitad demonio, mitad orden-mitad caos. Su nombre es Génesis y se muestra sólo como una luz, una energía que nunca había existido, y que viaja apenas nacida a la tierra, para buscar una forma humana en la que habitar: nada más ni nada menos que Jesse Custer.

Con Génesis dentro suyo, nuestro predicador favorito adquiere ni más ni menos que el “poder de la palabra”. Es decir, cuando Jesse habla, “se hace su voluntad”.

Historia y personajes

Predicador

Foto: DC Comics

La galería de personajes de Predicador mezcla ángeles con vampiros y una rubia letal y sexy.

Mientras Jesse era poseído por Génesis, en el cielo pasaba algo tan inesperado como el nacimiento de esta entidad: Dios desapareció. Nadie sabe dónde está y todos los ángeles están asustados, porque si Dios se fue, es porque tiene miedo de lo que puede pasar con Génesis. Así, Jesse inicia un viaje por las carreteras del desierto estadounidense, buscando a Dios para encararlo por habernos dejado solos (les dije que a Jesse le gusta meterse en problemas).

Es en este viaje, donde empiezan a aparecer los personajes secundarios. Tulip, una ex novia de Jesse, una chica guapa, ruda, ex ladrona y capaz de defenderse sola de quien se le cruce por delante. Cassidy, un vampiro irlandés seco para el whisky, para la sangre y para los combos. Ellos dos se convertirán en los compañeros de viaje de Jesse Custer, generando un equipo de temer.

Para impedir que Jesse-Predicador-Génesis se encuentren con Dios, los ángeles recurren a un recurso desesperado: despertar a “El Santo de los Asesinos”. Y es que como todos los oficios tienen un santo patrono, los asesinos no podían ser menos, y tienen a una mezcla entre Clint Eastwood y Danny Trejo como su protector. Una verdadera máquina de matar. Un personaje que se ganó tantos fans que tuvo una miniserie de 4 episodios en los que se explicaba su violento (era que no) origen.

La serie está llena de personajes inolvidables y situaciones irreverentes. Aparecen una organización conocida como el Grial, el Marqués de Sade, Caraculo, la familia de Jesse, la historia por qué terminaron Jesse y Tulip, en fin. Cada capítulo es un deleite para quienes gustamos de comics bien escritos, buenas peleas y giros inesperados. Son 66 números y 9 especiales, todos con los ingredientes que les contaba. Si son de esos lectores con criterio formado, a los que les gusta que les deformen ese criterio con irreverencia, humor negro, violencia, buenos personajes y una buena historia, están invitados a leer la palabra de Predicador.

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X