Amenazas naturales: Aprende cómo clasificarlas

Cuando un fenómeno natural afecta un área con intereses humanos, se convierte en una amenaza. Aprende más de su clasificación.

Una amenaza natural es un evento de la naturaleza, el cuál puede afectar los intereses de los seres humanos. Los podemos clasificar de acuerdo a su origen, de la siguiente manera:

1-Amenazas geológicas: Incluyen a todos los fenómenos producidos en la zona interna de la Tierra que se pueden apreciar en sismos, tsunamis y actividad volcánica. Estos fenómenos ocurren a lo largo de los límites de las placas tectónicas.

Amenazas naturales

2- Amenazas geomorfológicas: Son aquellos fenómenos producidos en la superficie terrestre: deslizamientos de tierra, aludes, huaicos o llocllas, aluviones y derrumbes.

3- Amenazas climáticas e hídricas: Se producen por la interacción de fenómenos meteorológicos e hidrológicos sobre la superficie terrestre. Algunos de ellos son las granizadas, los huracanes, los tornados, las sequías, las inundaciones y las heladas.

4- Amenazas biológicas: Son enfermedades que son producidas o transmitidas por organismos (animales e insectos) y microorganismos (bacterias y virus). Actualmente, por la velocidad y densidad de los desplazamientos humanos, nosotros somos los mayores agentes de  transmisión de enfermedades. Esto hace que sean más altas las  probabilidades de que se produzcan pandemias.

5-  Amenazas antrópicas: es aquel peligro latente generado por la actividad humana en la producción, distribución, transporte y consumo de bienes y servicios y la construcción y uso de infraestructura y edificios. Pueden afectar a el medio natural o a lugares habitados como ciudades. Algunas de ellas son:

– Amenazas tecnológicas. Son producidas por las actividades que utilizan tecnología. Debido a un fallo o error, puede ocurrir un accidente de gran magnitud e impacto. Por ejemplo: incendios industriales, explosiones, derrames de sustancias químicas, derrames radiactivos y contaminación ambiental.

Amenazas naturales

– Amenazas sociales. Por ejemplo: las guerras, las hambrunas, la pobreza, el hacinamiento, la dependencia e inseguridad alimentaria, la desorganización social y la falta de planificación, educación e higiene.

– Amenazas por negligencia. Se deben a causas intencionadas y, por tanto, pueden evitarse tomando medidas de prevención. Son de naturaleza muy variada: actos terroristas, incendios, explosiones provocadas, producción artificial de epidemias, accidentes masivos de tránsito y derrame de sustancias químicas peligrosas, entre otras.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X