Climograma: ¿Qué son y cómo se construyen?

Para estudiar el clima se pueden utilizar diversas herramientas. El climograma es una de ellas.

Guía de: Educación Para Niños

Qué son los climogramas:
Los climogramas son una forma de representar gráficamente, las características térmicas (temperatura) y pluviométricas (precipitaciones) de un lugar determinado. Su correcta interpretación, permite reconocer el tipo de clima representado y sus principales características.

Cómo se construye un climograma:

Materiales: información meteorológica, papel milimetrado, regla, lápiz y colores.

1. En una hoja de papel milimetrado o cuadriculado, se construyen las coordenadas: dos ejes verticales y uno horizontal.

2. El eje horizontal se divide en doce tramos, de tal forma que cada uno represente los meses del año.

3. En el eje vertical izquierdo se representan las temperaturas. Es necesario identificarlo con el nombre (Temperaturas) y con la unidad utilizada (grados celsius). Es conveniente dividir el eje en tramos de 5 grados (0°, 5°, 10°, 15°, 20°, 25°, 30°, 35° y 40°).

4. En el eje vertical derecho se representan las precipitaciones. También es necesario identificarlo con su nombre (Precipitaciones) y con la unidad utilizada (milímetros cúbicos). Se recomienda dividir el eje en tramos de 50 milímetros para los climas más secos y en tramos de 200 milímetros para los climas más húmedos.

5. Las temperaturas se representarán a través de una línea poligonal, es decir se relacionarán con el eje vertical izquierdo del climograma.

6. Las precipitaciones se representarán a través de barras, es decir se relacionan con el eje vertical derecho.

7. Es conveniente utilizar un color fuerte para la línea poligonal, de tal manera que se distinga con claridad; el grosor de la línea no debe distorsionar la información. En el caso de las barras es conveniente utilizar colores suaves. Recuerda siempre, que un climograma, permite representar una situación para facilitar su comprensión, por lo tanto, la representación debe ser clara, hecha con precisión, cuidado y mucho orden.
8. Por último, no olvides nunca, colocar el título del climograma (lugar representado y ubicación de sus coordenadas geográficas).

9. En ocasiones, si así se solicitase, es conveniente acompañar el climograma con su respectiva tabla de valores.

 Lee e interpreta el climograma.

Así, podrás descubrir el tipo de clima que hay en aquel lugar.

a. Identifica el hemisferio en el que se encuentra la estación y su altitud para evitar confusiones. Al margen del clima, las mayores temperaturas estarán en el verano. En el hemisferio sur se presenta entre diciembre y marzo; y en el hemisferio norte, entre junio y setiembre.

b. Describe el comportamiento de los gráficos: el de la curva de temperatura y el de las barras de precipitación. Cada clima tiene un dibujo que se diferencia claramente del que presentan los demás.

Para interpretar un climograma y asociarlo al clima que le corresponde, investiga las características de cada clima siguiendo la clasificación de Köppen, que es la más utilizada.

Vladimir Koeppen es un científico que, en los años treinta, propuso una clasificación climática que hasta hoy se utiliza.

Empleó la relación de temperatura y humedad, así como la precipitación.

Diferenció cinco grupos climáticos principales, definidos por umbrales térmicos y de precipitación, que corresponden, grosso modo, a las grandes formaciones de vegetación. Estos climas son designados con las primeras letras del alfabeto, escritas en mayúscula: A, B, C, D y E.

Además, diferenció subgrupos de acuerdo con las temperaturas de los meses de mayor y menor temperatura. De la combinación de ambos surgió una clasificación con doce tipos de climas.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X