¿Comer rápido engorda? La importante respuesta a una creencia muy extendida

¿Comer rápido tiene efectos sobre nuestra salud? ¿Puede hacer que subamos de peso?

Guía de: Educación Para Niños

Según un  estudio realizado hace un par de años por científicos de la Universidad de Atenas, comer rápido, en comparación con hacerlo lentamente, reduce en el intestino la segregación de unas hormonas que provocan la sensación de estar “lleno”, entre ellas el peptido YY y peptido glucagon-like. La reducción de la segregación de dichas hormonas induciría, por tanto, a comer en exceso. Aparte de esto, se aumenta la hormona ghrelina, que posee un efecto oréxico (estimula el apetito).

Además de las hormonas, el estómago también interviene en la regulación del hambre. Cuando comemos, la distensión gástrica es una de las primeras señales de saciedad. Esta señal es transmitida por el sistema nervioso vegetativo hasta el hipotálamo, centro regulador que se encuentra en el cerebro.

comer-rapido

Los investigadores establecieron que entre mayor es el tiempo transcurrido desde el primer bocado hasta terminar el plato, bien sea un plato fuerte o un postre, mayor será la concentración de péptidos intestinales liberados, en consecuencia, la aparición de la sensación de saciedad se dará antes de que se hayan consumido cantidades excesivas. El experimento se realizó antes, durante y después de cada comida.

Según el estudio, la sensación de saciedad tarda de 20 a 25 minutos en llegar, por eso es recomendable que cada tiempo de comida dure mínimo 30 minutos, además es una buena práctica esperar entre platos para evitar comer en exceso.

Con esto nos podemos dar cuenta que en realidad comer rápido no engorda, pero si comemos rápido, podemos ingerir más cantidad porque no nos sentimos saciados.

A todo lo expuesto anteriormente debemos agregar el hecho de que recurrimos varias veces a la semana a la comida preparada. Si no hay tiempo para sentarse a la mesa para degustar una comida con nuestros seres queridos, menos vamos a tener para prepararlo con esmero. Y ya sabemos que este tipo de platos preparados solo tienen un montón de calorías vacías que no aportan nada bueno al organismo.

Recomendaciones:

- Hay que masticar todos los alimentos despacio. Con este sencillo gesto ayudamos a nuestro cuerpo a metabolizar la comida correctamente.

- Si por alguna razón no tienes el tiempo necesario para sentarte a comer como se debe, es preferible prepararse un tentempié saludable (fruta, cereales integrales o yogur bajo en calorías) que te quite el hambre momentáneamente. Luego, a la hora que puedas, te sientas a la mesa con un menú completo.

- Si realmente no dispones de tiempo para alimentarte correctamente, es hora de replantearse la forma en que estamos llevando el día, ¿Qué clase de vida llevamos si no podemos siquiera sentarnos a comer?

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X