Comidas típicas de la Zona Central de Chile: Deliciosos platos y su origen

Las comidas chilenas son platos sencillos, abundantes y sabrosos. Tiene influencias españolas y aborígenes.

Guía de: Educación Para Niños

Las comidas varían a lo largo de todo Chile por las diferentes costumbres, culturas, territorio y el clima de cada región. Es por eso que hay diferentes platos en cada una de las regiones. Esta costumbre es transmitida de generación en generación de padre a hijo por muchos años. La comida chilena se caracteriza por ser rica en carne, pollo, pescado etc. que acompañada con ensaladas, normalmente aliñada con sal, orégano, comino, ají, etc. le dan un sabor más sabroso.

Algunas comidas típicas de la  Zona central son:

Pastel de choclo: De origen popular, se encuentra en la cocina Latinoamericana desde aproximadamente el 1600 (plato que servían los domínicos, pero de forma más elegante en forma de gran banquete). En Chile, hay que remitirse alrededor del 1830, cuando era una comida absolutamente popular consumida por los campesinos.

Comidas típicas Zona Central Chile

El Pastel de Choclo principalmente era consumido en las haciendas rurales o en las fiestas campesinas, no así en Santiago ni en cenas elegantes. El contacto de esta típica comida con la gran ciudad fue cuando grandes cantidades de personas de campo comenzaron a migrar a Santiago (alrededor del 1900). Evidentemente dentro de toda la mezcla de tradiciones, se trajo este plato y esta receta que todos disfrutamos hasta el día de hoy.

Se hizo tan popular que incluso apareció en el libro francés de cocina, La Negrita Doddy, en 1911.

El pastel de choclo es un plato preparado con una pasta horneada de granos tiernos de choclo (palabra quechua para referirse al maíz tierno) y “pino” (palabra mapudungun que significa picadillo)  .Tradicionalmente se prepara en una paila de greda o arcilla que es llevada al horno para su cocción. Se retira del horno cuando se ha dorado la parte superior. Usualmente se agregan huevos duros, aceitunas o trozos de pollo a la mezcla como ingredientes adicionales.

Charquicán:  La palabra viene del quechua charqui que es “carne asada” y del mapudungun, cancan que significa “asado”. La Real Academia de la Lengua se refiere a este plato como un guiso a base de charqui y zapallo.  No es claro cuando el charquicán entró la dieta y se hizo popular.  Las referencias más tempranas vienen del periodo de independencia, cuando en 1817 el libertador general José de San Martín proveyó a sus soldados una variedad de charquicán durante su viaje sobre los Andes para atacar las fuerzas españolas en Santiago.

 

Comidas típicas Zona Central Chile

El Charquicán se prepara con zapallo, papas, choclo desgranado, carne de vacuno y cebolla picada. Todo esto con una previa preparación. Luego de aquello, se cuece por unos minutos, se vierte agua hirviendo y se deja cocinar hasta que completar su cocción.

Humitas:  Las humitas o humintas (del quechua: jumint’a) son un alimento de origen andino, Bolivia, Argentina, Chile, Ecuador y el Perú.  Este plato se hace con choclos frescos picados o molidos normalmente condimentado con cebollas, azúcar o sal, ají, etc. y se envuelven en sus propias hojas las que anteriormente se ablandan con agua caliente, y se ponen a cocer por más o menos 20 minutos.

 

Comidas típicas Zona Central Chile

 

Caldillo de congrio: Pablo Neruda le dedicó una oda y de paso, lo hizo famoso, especialmente en Isla Negra, donde vivió el poeta. Sin embargo, el caldillo se sirve en todo el litoral central de Chile y hasta un poco más al sur de Talcahuano. Reponedor  y nada de pesado, hay preparaciones variadas, pero siempre humeante y presentado en una paila de greda, acompañado de algunos choritos y almejas.

Comidas típicas Zona Central Chile

 

Empanada: Este plato es muy conocido en todo Chile infaltable en las ramadas y en otra partes, es muy sencillo de preparar y muy delicioso, normalmente se prepara con pino la que se pone dentro de la masa la cual toma una forma rectangular o triangular. Posteriormente se pinta con clara de huevo o leche y llevarlas al horno moderado por unos 40 minutos sobre una lata enmantequillada.

Comidas típicas Zona Central Chile

¿Cuál es el origen de nuestra empanada?

Para eso, debemos cruzar el Atlántico y llegar hasta España, la madre patria. Ahí fueron los árabes quienes luego de abandonar el territorio hispano, dejaron este tipo de alimento como herencia culinaria.

Al final del proceso de expulsión de los moros, se produjo el descubrimiento de América y es en este continente en donde se produjo la explosión en cuanto a variedad y tipos de ingredientes.  Así nacieron las empanadas chilenas, tucumanas, salteña, la allaca, la arepa o la pacucapa, entre muchas más.

Cazuela: Es, quizás, el plato más típico a nivel nacional. Su origen es discutible y muchos lo atribuyen al legado español (sería una derivación de la preparación hispana llamada “olla podrida”). Es un caldo que consta de un trozo de carne o pollo más verduras variadas: zapallo, choclo, papa. A veces se le añade arroz, chuchoca u otras verduras.

Comidas típicas Zona Central Chile

A lo largo de Chile existe más de una variedad de esta preparación, que dependerá de la geografía y de la época del año. Así encontraremos que en el norte son típicas las cazuelas de vacuno o llama, y que la mayoría de las veces llevará en lugar de arroz la quínoa, en la zona central predominará la cazuela de vacuno y ave con arroz entre los ingredientes de esta.  Ya más al Sur  se puede encontrar la cazuela de cordero.

Mote con huesillos. El mote con huesillos se tomaba desde tiempos coloniales, helado y a media tarde.

La conjunción de mote y de huesillos parece nacer con el comercio mismo de ambos productos, en los mercados urbanos, aunque mote y huesillos se vendían separadamente por los mismos moteros.

La pista la entrega Recaredo Santos Tornero en su magnífico trabajo “Chile Ilustrado. Guía descriptivo del territorio de Chile” (Valparaíso, Librerías y Agencias del Mercurio, 1872), quien comenta que el motero era el que anunciaba la proximidad del verano con sus gritos ofreciendo el producto. Sin embargo, el resto del año, debía cambiar su rubro, pues la mayor cantidad de ventas eran –tal como hoy- durante los meses de calor.

Comidas típicas Zona Central Chile

El motero vendía, por entonces, a tres centavos el cuartillo, que se medía con una taza grande, a la que agregaba agua de un cántaro que siempre llevaba con él. El huesillo era vendido aparte.

Sería difícil precisar el momento exacto en que ambos productos comenzaron a venderse como la mezcla indivisible que hoy son, pero la referencia de que los huesillos eran parte de la oferta tradicional del motero, induce a pensar en la proximidad que siempre mantuvieron.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X