¿Cómo poner límites a los niños?

¿El secreto para aplicar los límites a los niños de forma eficaz? Aquí entregamos algunas ideas que pueden ayudar.

Guía de: Educación Para Niños

Todos los niños necesitan límites. Establecer  límites a los niños no resulta solamente necesario para su seguridad, sino también para un sano desarrollo y un conocimiento del mundo en el que deberá vivir.

Saber que no todo se puede conseguir cuando lo quiere, aprender a tolerar la frustración, aprender los tiempos de demora y de espera, aprender las normas de convivencia social, harán que en la vida adulta estas mismas cosas, que también le van a pasar, las pueda vivir de otra manera.

Límites niños

Imagen: Jimmy Scott

Poner límites a los niños es importantes.

De esta forma, se fomenta un mejor relacionamiento familiar, aportando la capacidad de resolver conflictos de forma saludable.

Beneficios de poner límites

Las conductas y actitudes de los padres son el modelo a través del cual los hijos comprenden qué se espera de ellos. Y lo mejor es que deseen responder a esa expectativa por el amor que les transmitimos y generamos. El beneficio es enorme: podrán construir la base de una buena autoestima y ser creativos, personas autónomas, libres, con normas y reglas incorporadas para poder compartir y convivir en el mundo que les toca vivir

Algunas pautas a la hora de poner límites:

- Muéstrate segura pero con afecto, habla y explica según las necesidades.

- Mantén la coherencia entre papá y mamá. No es bueno que si mamá dice que no el papá diga que sí.

- No le des más de una orden por frase. Las órdenes múltiples confunden a los niños.

- Respeta el enojo de tu hijo con paciencia.

- Sé clara y concreta en tus pedidos. Usa frases simples, como “debes ordenar tu pieza”.

- Sé constante en la puesta de límites. Si tus hijos perciben que el límite sólo se establece a veces, no van a cumplirlo porque no lo verán como una regla sino como una opción.

- Establece límites adecuados a la edad de tu hijo/a

- En vez de decirle lo qué no puede hacer, prueba de darle reglas que le digan lo que sí puede hacer.

- Explícale a tu hijo cuáles son las reglas y las consecuencias que seguirán si no las tiene en cuenta. Están las consecuencias naturales generadas por sus actos como por ejemplo si rompe sus juguetes no tendrá con que jugar. También están las consecuencias generadas por los padres, que se relaciona más con el típico castigo. Por ejemplo puedes hacer que se quede un rato en silencio y sin jugar en otro lugar. Por lo general, 1 minuto por cada año de edad es una buena cantidad de tiempo para estas sanciones.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X