La cocina, el lugar ideal para aprender matemática

Se preguntarán qué tiene que ver la cocina con el estudio de las matemáticas. Bueno, resulta que ahí hay diversos elementos que pueden ser una gran ayuda.

Guía de: Educación Para Niños

Esto es porque para los niños es mucho más fácil aprender con elementos concretos que pensar en abstracto. Los niños hasta los doce años no tienen suficientemente desarrollada la capacidad de pensar abstractamente y en los colegios por lo general no se trabaja con materiales concretos, por lo que se dificulta notablemente la capacidad de los niños de acercarse a los conceptos matemáticos.

Niños cocina

Foto: El Mercurio

Si nos fijamos bien en los contenidos que se aplican en los primeros ciclos de la enseñanza de la matemática, tenemos que estos se basan en resolver problemas matemáticos, conocer el lenguaje algebraico, geometría y poder representar unidades de medidas.

Si lo pensamos, en nuestra cocina tenemos todo lo necesario para que los niños puedan aprender y además divertirse.

Aquí te entrego algunos consejos que te pueden servir:

- Las frutas, verduras y legumbres, pueden ayudar a representar de manera concreta conteo de unidades y agilidad mental.

- Los vasos, jarros y botellas, pueden ayudar a los niños a entender las diferentes unidades de medidas.

- Los distintos elementos de la cocina como cajas, fuentes y tuppers pueden servir para la geometría.

- Las recetas pueden ayudar a poder realizar distintas ecuaciones matemáticas al relacionar ingredientes con cantidad de personas que comerán.

Lo que debes hacer es relacionar los problemas que se le presentan al niño en la clase con el material disponible, haciendo que el niño vea, toque y en general  materialice lo que le están preguntando. Con esto puedes hacer que un problema matemático no sea más un problema, si no más bien un momento para agilizar su mente y divertirse.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X