Las 7 maravillas del mundo antiguo: Obras de la máxima creatividad y talento humano

Los Helenos (griegos) hablaban de las siete edificaciones más importantes del mundo que valía la pena visitar

En la antigüedad, los hombres se esforzaban para crear magníficas esculturas o edificaciones en honor a sus dioses de las que, hoy en día, muy poco. Sin embargo, existen registros y documentaciones que datan de las espectaculares creaciones de las 7 maravillas del mundo antiguo y su significado de construcción.

1) La gran Pirámide de Giza, Egipto

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

Construida en el año 2560 A.C por el antiguo Faraón Khufu que mide aproximadamente 145 metros de altura, pero con todo el proceso de erosción que ha tenido durante 4 milenios su altura ha bajado unos cuantos metros. Su construcción se justifica por el hecho de que el faraón quería tener una digna tumba para descansar. Se cree que en su momento, la pirámide de Giza, la más alta entre las tres, fue la edificación más grande construida por el hombre durante milenios.

2) Los jardines colgantes de Babilonia, Irak

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

Construidos por el rey Nabucodonosor II en honor a su esposa en el año 600 A.C sobre su palacio real al borde del río Éufrates en Mesopotamia. Sin embargo, no se sabe si de verdad existieron, ya que a medida que pasaron los años los jardines fueron descuidados hasta su total destrucción en el año 125 A.C por el rey Evemero.

3) Templo de Artemisa, Turquía

 

templo_artemisa_efeso_recreacion

 

Fue un templo dedicado a la diosa griega Artemisa erguido en el año 550 A.C en Éfeso, cerca de la ciudad que hoy en día se conoce como Selçuk, en Turquía. Esta edificación estaba hecha de mármol y poseía 120 columnas de 20 metros cada una. Su interior adornado con esculturas de bronce y finas obras de arte. Sin embargo, el templo fue quemado en el año 356 A.C por un hombre llamado Eróstrato, pero luego fue reconstruido y en el año 262 fue destruido por lo godos. Luego, bajo las órdenes del arzobispo de Constantinopla, San Juan Crisóstomo, fue nuevamente destruido en el año 400.

4) La estatua de Zeus, Grecia

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

Construida por el famoso escultor griego Fidias en el año 432 A.C en honor a los primeros Juegos Olímpicos en Olimpia, Grecia. La estatua de Zeus, Dios de dioses, medía 12 metros de altura y se componía principalmente de oro macizo y mármol. En su mano derecha, sostiene a una pequeña estatua conocida como la diosa de la victoria, Nike. Sin embargo ya para el año 391, cuando el Imperio Romano era el gobernante y el cristianismo se practicaba, se ordenó cerrar el templo, ya que era considerado una práctica pagana. Luego, no se sabe el paradero de la estatua, ya que se deduce que fue robada por los mismo romanos y fue llevada a Constantinopla, donde fue quemada.

5) El Mausoleo de Halicarnaso, Turquía

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

Fue una tumba construida en el año 370 A.C por el rey Mausolo en desafío a la muerte por el fallecimiento de su esposa Artemisia II en Halicarnaso, Turquía. La edificación estaba adornada con oro en su interior, mientras que en el exterior estaba adornada con piedras ornamentadas y esculturas de artistas griegos. Sin embargo, en el siglo 15, el mausoleo fue desmantelado por los cristianos para construir un nuevo castillo.

6) El Coloso de Rodas, Grecia

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

Completada en el 282 A.C, fue una estatua de 33 metros de altura de piedra y hierro cubierta con una capa de bronce en honor al Dios del sol griego, Helios. Fue la estatua más grande del mundo antiguo y ,a la vez, fue la maravilla que menos duró, ya que 56 años después de su finalización fue derribada por un terremoto.

7) El faro de Alejandría, Egipto

Las 7 maravillas del mundo antiguo

 

El faro fue construido en la isla de Pharo, cercana a Alejandría, entre los años 285 y 247 A.C. Este edificio medía 120 metros de altura, pero se dice que tenía una altura superior equivalente a un edificio de 40 pisos (140 metros). Tenía un uso práctico de faro para los barcos que se situaban bajo su luz. En su cúspide, había un espejo metálico que reflejaba la luz del día y, por la noche, reflejaba la luz de una gran hoguera. La luz reflejada se extendía hasta 50 kilómetros alrededor del faro. Sin embargo, luego de 1.500 años firme, fue destruido por dos grandes terremotos en los años 1303 y 1323.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X