¿Madres que se sienten culpables? 6 cosas por las que no deberías

La culpa de las madres probablemente supera a cualquier otro tipo de culpabilidad. Pero alégrate, hay cosas que puedes eliminar de la lista.

Guía de: Educación Para Niños

Muchas madres se sienten culpables por cosas que dejan de hacer o por cosas que les hubiera gustado hacer de otra manera, sin embargo hay culpas que debes dejar ir si quieres conseguir buenos resultados, tanto en la crianza como en tu vida interna.

1- Disciplinar a tu hijo

Disciplinar a tu hijo puede hacerte sentir como la peor madre del mundo, pero pierde cuidado, los niños necesitan reglas y límites para sentirse seguros. Es tu trabajo como madre hacerlos cumplir (si no lo haces tú, quién?), aunque esto signifique que tu hijo podría molestarse.

2- Caer en comparaciones 

Salir con otras mamás puede ser bastante difícil cuando ves que los compañeros de juego de tus hijos se comportan mucho mejor que el tuyo. En ese momento la culpa te consume y piensas ¡qué puedo haber hecho mal! El caer en comparaciones es lo peor que puedes hacer, ya que todos los niños son diferentes, por ejemplo hay niños más inquietos que otros, algunos más sociables, y otros mucho más sensibles. Lo importante es siempre brindar a tu hijo la atención y el cariño que necesita por esto siempre debes tener presente que salir con otras mamás debe ser un momento para relajarse y compartir experiencias, por lo que si ese círculo de amistades te hace sentir permanentemente culpable, es hora de cambiarlo.

3- Nutrición de tus hijos

Es verdad que la alimentación de los niños debe ser balanceada y saludable pero también es importante tu salud. Si algún día estás con poco tiempo o has tenido un día extenuante de trabajo y no tienes ánimo para cocinar puedes recurrir sin ninguna culpa a la comida rápida o preparada. Que yo sepa nadie ha tenido problemas por comer una hamburguesa o papas fritas en forma ocasional.

4- El trabajo

Las madres que trabajan tienen una dura batalla que dar todos los días. El tener que dejar a sus hijos al cuidado de otras personas o los comentarios insensibles que reciben de otras madres como “¿no has visto a tu hijo en todo el día? o ¿y esa persona es responsable para cuidar al niño? hace que tu día a día sea terriblemente culposo. En estos casos lo mejor es dejar a un lado los comentarios de otras personas y saber que eres tú y tu pareja los únicos que saben que es lo mejor para tu familia y tus hijos. Además tienes claro que apenas llegues a tu casa tendrás el tiempo para compartir con tus hijos, recuerda que lo importante no es el tiempo sino la calidad del tiempo que aprovechas con tus hijos.

 

Foto Internet

 

 

5- No salir a trabajar

Hay mujeres que por el contrario se sienten culpables por no salir a trabajar. Todos sabemos que las madres que se quedan en la casa son las que más trabajan y que por lo demás son las que realizan el trabajo más importante que es la formación de seres humanos íntegros y con valores sólidos. Si diciendo esto aún te sientes culpable por no aportar dinero en el hogar, te recomiendo tener algún negocio o pituteo que te ayude a tener algún tipo de entrada para por lo menos darte algunos gustitos con tus hijos o tu pareja, eso te hará sentir mejor.

 

6- Tomar tiempo para ti

La mayoría de las madres estamos tan atrapadas en el cuidado de las necesidades de los demás que muchas veces nos olvidamos de que también somos importantes. Pero cuando nos tomamos un tiempo para nosotras, es tan raro que nos sentimos culpables. En este punto es muy importante saber que si no nos cuidamos a nosotras mismas tampoco podremos cuidar de los demás ya que tarde o temprano terminarás en un colapso total.

Dejar a un lado la culpa te dará más espacio para disfrutar realmente a tus hijos y además te sentirás mejor contigo misma.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X