No me obligues a besar: Importante mensaje para transmitir a nuestros hijos

El importante mensaje sobre no obligar a los niños besar y abrazar que ha sido ampliamente compartido en las redes sociales.

La organización de protección contra el abuso infantil se inspiró en una historia difundida por la web hace un par de años, volviendo a poner en campaña el respeto a las decisiones de los menores en esta materia, y la importancia de criarlos sin miedo a negarse cuando una situación no les parece cómoda.

Kattie Hetter, escritora y productora en CNN Digital, entrega recomendaciones para que los padres le enseñen a sus hijos que no tienen la obligación de tener contacto físico con otros adultos y eso no significa que sea una falta de respeto. Esto se da cuando, por ejemplo, se les ordena que saluden.

La mujer argumentó que forzar a los niños a tener contacto físico con otros, podría ponerlos en mayor riesgo de ser abusados sexualmente.

“No tiene que abrazar o besar a nadie sólo porque alguien lo dice, ni siquiera yo. No voy a ignorar los instintos de mi hijo cuando no quiera tocar a alguien. Su cuerpo es de ella, no mío”.

meme

Los especialistas aseguran que el proceso de aprendizaje sobre cómo vincularse con los demás, no es muy distinto a aprender a caminar o a leer. Por lo tanto, los niños tienen derecho a que sus ritmos sean respetados y a saber que pueden expresarse, elegir de qué forma prefieren vincularse con los adultos y también con otros niños.

Según la psicóloga y autora del libro para niños “Mi cuerpo es un regalo”, Vinka Jackson, “Para los niños es fundamental aprender sobre sus preferencias y sus límites, y esto no sólo es para el cuidado y autocuidado durante la niñez, sino que es la base para todo el ejercicio del consentimiento y la libertad en años de la juventud y adultez”.

“Sí. A nosotros los grandes, nadie podría o debería obligarnos a besar o abrazar a alguien si no queremos. El mismo respeto merecen los niños”, enfatizó la psicóloga en entrevista al sitio web biobiochile.cl

El rol de los adultos es cuidar y alentar a que ellos vayan encontrando su “medida justa” o su estilo, en cómo se vinculan, con quiénes, y cuándo. Por lo tanto, los padres pueden proponerles un abanico de posibilidades, por ejemplo, sólo decir hola con la manito o a dar abrazos cuando así lo sientan.

¿Qué opinan ustedes sobre esto? Cuéntanos tu experiencia.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X