Peleas entre hermanos: ¿Qué deben hacer los padres?

Para nosotros los padres resulta complejo ver a los hijos peleando y no siempre sabemos qué actitud tomar frente a estos casos.

Guía de: Educación Para Niños

Mientras muchos niños tienen la suerte de tener a su hermano como su mejor amigo, es común que otros herman@s estén en una constante lucha.  Gritos, llantos y discusiones son el problema diario y muchas veces, aunque cueste creerlo, esta “rivalidad entre hermanos” tiene su origen desde el nacimiento del nuevo hermano.

¿Por qué pelean?

- La mayoría de las veces los hermanos experimentan algún grado de celos o competencia.
- Otro motivo de pelea  es la evolución de los niños. Por ejemplo, todos los niños pasan por la etapa de marcar territorio con sus pertenencias.

Peleas hermanos

Foto: El Mercurio

Las peleas entre hermanos tienen diversos orígenes.

- También pasan por la etapa de la equidad, donde exigen que el trato entre hermanos sea igual, sin considerar las diferencias de edad.

¿Qué hacer cuando comienzan las peleas?

- Estar atento y tratar de no involucrarse directamente en la pelea, a menos que la pelea se traduzca a golpes o daños físicos.

- Tratar siempre que resuelvan el problema entre ellos, no solucionarlo uno.
- Si no queda otra que intervenir, no tomes partido por ninguno. Trata de enviar a los involucrados en la pelea a lugares separados hasta que se calmen.
- No pongas atención a ver quién tiene la culpa, ya que en una pelea siempre los dos tendrán parte de la responsabilidad.
- Ten en cuenta que estas peleas sirven para que los niños formen la habilidad de resolución de conflictos que les será útil para toda su vida.

¿Cómo evitarlas?

- Establece reglas para el comportamiento en tu hogar. Esto hará que los niños sepan que no es aceptable que ciertas cosas  (gritos, insultos, portazos, etc.) sucedan, esto hace que los niños sa hagan responsables de sus actos.
- Intenta darles a tus hijos tiempo por separado, poniendo atención a sus necesidades individuales, a veces con 15 a 30 minutos basta.
- Asegúrate que tus hijos tengan su propio espacio para jugar en algún momento del día sin que su hermano intervenga.
- Dar el ejemplo a tus hijos, soluciona tus conflictos de manera civilizada y controlada.
- Hazles saber que los quieres mucho a todos por igual, esto les dará seguridad.
- Traten de divertirse en familia, así aprenderán a compartir de manera amable.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X