¿”Sino” o “si no”? Una confusión demasiado común y cómo se usa cada uno

Expertos explican cómo utilizar el "sino" y el "si no" de manera adecuada.
¿Sino o si no?

¿”Sino” o “si no”? A pesar de que suenan fonéticamente igual, nada de parecido tienen entre ambas en términos gramaticales.

¿Es “sino” o “si no”? Ambas existen y son gramaticalmente correctas, pero sus contextos son totalmente diferentes. Al sonar fonéticamente igual, logran confundir a la hora de escribir, pero poniendo atención a sus diferencias puedes lograr comprender cuándo utilizar cada una de estas sin equivocarte.

Diferencias de “sino” y “si no”

El académico del Departamento de Lingüística de la Facultad de Filosofía y Humanidades de la Universidad de Chile, Ricardo Martínez, explica la naturaleza de “sino” diciendo que “es un adversativo, lo que significa que se tiene dos oraciones, donde la segunda contradice a la primera y siendo que el sino es el separador de ambas. Por ejemplo: No es blanco, sino Rojo”.

Además, Martínez expresa que es muy notorio que ambas oraciones separadas por el “sino” se contradicen entre sí.

La Doctora en Lingüística de la Facultad de Letras de la Universidad Católica, Karen Urrejola, detalla de qué trata el “si no” (separado): “Son dos palabras, una conjunción condicional (si) más un adverbio de negación (no). Por tanto, se da en oraciones en que la condición es negativa. Por ejemplo: Si no x, entonces y”.

¿Sino o si no?

Para saber si en la oración va “sino” o “si no”, expertos te entregan algunos consejos para usar de manera correctas ambas modalidades.

 

¿Cómo utilizar correctamente el “sino” y el “si no”?

En el caso de “sino” (junto), se debe tener en cuenta que este adversativo va siempre a la mitad de la oración y después de una coma. La fórmula sería: oración-coma-sino-oración.

Ejemplo: No estuvo Javiera, sino Carolina.

Cuando se trata de “si no” (separado), según explica Ricardo Martínez, este siempre va al comienzo de la oración. “Indica una información que está al principio y que va a proyectarse sobre dos oraciones que siguen, que son una posibilidad o la otra”, agrega.

Por ejemplo: Si no haces tu tarea no podrás asistir a la fiesta.

Para que sea más fácil de detectar si utilizar “sino” o “si no”, Karen Urrejola entrega un consejo útil detallando que “una estrategia rápida para determinar si en un enunciado va “sino” o “si no” es colocar entre el “si” y “no” algún término. Si esto no altera el sentido del texto, entonces va separado. Por ejemplo en la siguiente situación: “Si no vas a la fiesta, yo tampoco voy”, se puede incorporar el “tú”, que quedaría como: “Si tú no vas a la fiesta, yo tampoco voy”. Esto no alteraría el sentido de la oración, entonces ese “si no” va separado”.

En el caso de “sino”, Urrejola entrega el siguiente ejemplo: “No eran las 11:00, sino las 12:00”. Asimismo, recomienda agregar un término entre el “sino”, lo que daría como resultado una oración sin sentido como: “No eran las 11:00, si tú no las 12:00”.

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X