Tareas para la casa: Intenso debate de especialistas, pero ¿son realmente necesarias?

Según la OMS, el exceso de tareas escolares podría generar estrés en los niños.

Guía de: Educación Para Niños

Tareas para la casa, ¿son necesarias? La incidencia de los deberes sobre la salud aumenta a medida que los alumnos crecen, informa la OMS en su última encuesta realizada a jóvenes en edad escolar, en la que han participado algo más de 11.000 estudiantes españoles. A los 11 años, un 34% de los niños y un 25% de las niñas afirman sentirse presionados por los deberes. A los 13, las mujeres (un 55%) pasan por delante de sus compañeros masculinos (un 53%) cuando se les pregunta si las tareas escolares les provocan estrés. A los 15 años, cuando ya están terminando la educación obligatoria, un 70% de las mujeres dicen sentirse angustiadas por los deberes frente al 60% de los hombres. Eso coloca a los españoles, que según la OCDE dedican una media semanal de seis horas y media a hacer trabajos escolares fuera del horario del colegio, como los cuartos más estresados de Europa (por detrás de malteses, escoceses e islandeses).

Tareas para la casa

Tareas para la casa

En Chile un estudio nos muestra que en educación media un 41% de los adolescentes destina más de dos horas a realizar tareas escolares en sus casas y otro 32,5% le dedica entre una y dos horas al día. Mientras que en educación básica, un 26% destina más de dos horas y un 42% entre una y dos horas.

La OMS advierte: “El estrés relacionado con el colegio tiende a ser padecido por jóvenes con elevados niveles de presión escolar y se caracteriza por un incremento de comportamientos que ponen en riesgo la salud, más frecuentes problemas de salud (dolor de cabezadolor abdominaldolor de espalda y mareos) y síntomas psicológicos, como sentirse tristetenso o nervioso“. Los elevados niveles de presión escolar están también asociados con una autopercepción de la salud más baja y peor satisfacción con la vida.

Otro estudio nos dice que el problema no son las tareas, sino el exceso de ellas. Investigadores de la Universidad de Duke han revisado más de 60 estudios de investigación sobre la tarea entre 1987 y 2003 y llegó a la conclusión de que las tareas tienen un efecto positivo sobre el rendimiento de los estudiantes.

Si bien es claro que la tarea es una parte fundamental del proceso de aprendizaje, Cooper dijo que el análisis también mostró que demasiada tarea para la casa puede ser contraproducente para los estudiantes en todos los niveles.

El investigador sugiere la “regla de los 10 minutos” que consiste en que los profesores deberían asignar 10 minutos de tareas a medida que los niños avanzan de curso, con un tope de dos horas diarias. En otras palabras, a un niño de 4 básico se le asignan 40 minutos de tarea por tarde, mientras que un estudiante de educación media se le asignaría aproximadamente dos horas.

El resultado final de este estudio es que todos los niños deberían hacer tareas, pero la cantidad y el tipo debe variar de acuerdo al nivel de desarrollo del estudiante.

Hay muchas opiniones que generan debate sobre si las tareas para la casa son realmente necesarias. Aquí les dejo una lista con las razones a favor y en contra de las tareas:

Sí a las tareas:
- Los tareas diarias ayudan a crear hábitos de trabajo, de superación y de esfuerzo personal.

- Algunos expertos opinan que aportan a los niños un valor pedagógico “incuestionable”, les enseñan a “ser responsables” y desarrollan su disciplina.

- Conectan a los padres con la educación de sus hijos: la familia debe implicarse en ellos, estimulando el aprendizaje junto con el colegio.

- Refuerzan y contextualizan lo aprendido en el aula, estimulando la capacidad de razonamiento y la memoria en los niños.

-  Favorecen la formación complementaria y la relación con el entorno, fuera del colegio, por medio de la visita a museos y bibliotecas, o el fomento de la investigación.

- Ayudan a mejorar la lectura como base fundamental para todos los aprendizajes.

- Estimulan el manejo complementario de las tecnologías de la información, cada vez más presentes en las aulas.

- Fomentan la autonomía y posibilitan que el alumno aprenda a trabajar solo y que, por tanto, desarrolle la capacidad de planificar y buscar información por sí mismo.

- Promueven, además, la creatividad, así como la interacción y la posibilidad de ayuda entre alumnos a través del móvil, Internet, reuniones…

No a las tareas
- Las tareas escolares crean tensiones entre padres e hijos, complican mucho la vida de las familias y son generadores de conflictos y castigos. La falta de tiempo libre para dedicar a sus hijos y la formación necesaria de los padres tienen muchas veces la culpa.

- El abuso de estas tareas y su acumulación en las diferentes asignaturas provoca que muchos escolares se desmotiven y crea una fatiga añadida al cansancio acumulado a lo largo de la jornada.

- Según algunos especialistas, vienen a demostrar un fracaso del sistema educativo, concebido para sobrecargar a los niños de tareas que deberían haber realizado en la escuela.

- Otras opiniones señalan que los alumnos ven en ellos una prolongación de una enseñanza que no les motiva, poco práctica, fundamentada en el libro de texto y en el aprendizaje a través de la memoria y alejada de la cultura audiovisual en la que se desenvuelven.

- Provocan desigualdades sociales al poner en evidencia el nivel socioeconómico y cultural de la familia y de su entorno. Mientras unos intentan ayudar a sus hijos, otros recurren a clases particulares o academias y otros muchos no tienen ni el nivel educativo ni el dinero para poder pagar esos apoyos.

- Restringen el tiempo para la familia, el ocio y las tareas domésticas: los menores necesitan tiempo para realizar actividades deportivas, culturales – por ejemplo, la lectura de libros al margen del aula- tiempo de esparcimiento, que también contribuyen a su desarrollo personal.

Qué opinan ustedes sobre el tema: ¿Es realmente necesario para los niños hacer tareas? ¿Cómo influye en tu rutina familiar las tareas de tus hijos?

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X