Trabalenguas, una entretenida forma de aprender

Esta actividad puede servir para los momentos de ocio de los niños para ver quién pronuncia mejor y más rápidamente el trabalenguas.

Guía de: Educación Para Niños

Los trabalenguas, también llamados destrabalenguas, son oraciones o textos breves, en cualquier idioma, creados para que su pronunciación en voz alta sea de difícil articulación. Con frecuencia son usados como ejercicio para ayudar a los niños a pronunciar mejor y a ejercitar su memoria.

Los trabalenguas entretienen a los niños y favorece su aprendizaje ya que ayuda a que los niños tengan una correcta pronunciación, cuando presentan alguna dificultad en este sentido. El objetivo está en que  los niños puedan decirlos con rapidez y claridad sin cometer errores.

Para jugar a los trabalenguas con los niños, empieza recitando lentamente cada frase y luego a repetirlas cada vez con más rapidez. Recuerda que la mejor manera de aprender para los niños es utilizando herramientas entretenidas y aún mejor si las puede practicar con su familia.

Luengas lenguas hacen falta para no trabalenguarse. El que no tenga una luenga lengua bien podrá trabalenguarse.

Algunos ejemplos:

1- Compró Paco pocas copas y,
como pocas copas compró,
pocas copas Paco pagó.

2- Pablito clavó un clavito. ¿Qué clavito clavó Pablito?

3- El que compra pocas capas
pocas capas paga
como yo compré pocas capas pocas capas pago.

4-Parra tenía un perro.
Guerra tenía una parra.
El perro de Parra subió a la parra de Guerra.
Guerra pegó con la porra al perro de Parra.
Y Parra le dijo a Guerra:
- ¿Por qué ha pegado Guerra con la porra
al perro de Parra?
Y Guerra le contestó:
- Si el perro de Parra no hubiera subido a la parra de
Guerra, Guerra no hubiese pegado con la porra
al perro de Parra.

¡Anímate a practicar con tus niños!

Más sobre Educación para Niños

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X