Gemas “mágicas”: ¿Pueden usarse en beneficio de las personas?

Aunque para muchos estos temas carecen de veracidad, las personas que creen en las propiedades de las gemas, las han definido con usos específicos.

Guía de: Esoterismo

Desde la antigüedad se conoce el uso de gemas, piedras y metales y cómo éstos influyen en nosotros de manera positiva.

Quienes creen en sus beneficios y promueven su uso y propiedades esotéricas, indican que las gemas van actuando sobre el ser humano activando y permitiendo la propia capacidad de autocuración, ayudando a repeler toda vibración negativa y mejorando nuestro campo energético y expandiendo nuestra aura.

Además cabe mencionar que carecen de efectos secundarios y se usan mucho también como amuletos personales, como complementos en los rituales mágicos y también en base a agua de gemas para sanar desde adentro tanto física como espiritualmente.

gemas mágicas

Foto: Agencias

Los diamantes son gemas peligrosas.

Piedras “mágicas”

Si las gemas o piedras serán utilizadas con fines esotéricos, como amuletos o ayuda de rituales es importante limpiarlas y cargarlas. Para lo anterior, quienes impulsan su uso recomiendan lavarlas e idealmente dejarlas reposar en agua con sal gruesa un día y una noche en un lugar donde le llegue la luz solar y de la luna.

Propiedades de las gemas según quienes defienden su uso

Aunque para muchos estos temas carecen de veracidad, las personas que creen en las propiedades de las gemas, las han definido con usos específicos, los cuales se detallan a continuación:

Ágata: ayuda a mejorar y mantener la salud, otorgando longevidad. Además aporta firmeza y seguridad. Aleja la envidia eliminando la energía negativa.

Aguamarina: simboliza la unión de la pareja, protege en los viajes especialmente en el mar. Favorece el desarrollo espiritual y también es usada para prevenir problemas dentales.

Amatista: transmuta la energía negativa en positiva. La amatista calma a quien la usa, transforma la ira de las personas, elimina la ansiedad y equilibra el sistema nervioso. Se dice que da suerte a los amantes y personas de negocios. Además ayuda a tener sueños placenteros y en la antigüedad se usaba para prevenir borracheras, bebiendo en copas de amatista.

Ámbar: protege de la traición, de las envidias, mal de ojo, pesadillas y miedos. Además tiene la facultad de equilibrar y dar claridad a los pensamientos. Se dice que cambia de color, oscureciéndose, si la persona que la porta está en peligro de muerte.

Berilo común: favorece la comunicación y los estudios. Aporta inteligencia y da valor. Ideal para quienes trabajan en comunicación, para los estudiantes o quienes se dedican a escribir.

Calcedonia: gema de cuarzo, ideal para dar calma a personas impulsivas. Ayuda en temas jurídicos y para quienes hacen viajes largos.

Coral: protege de las mentiras, la envidia y enemigos. Fortalece el corazón y ayuda en enfermedades de la piel. Se considera un gran afrodisíaco.

Cornalina: aleja la melancolía, ideal para personas con depresión. Elimina  energías negativas y aporta coraje. También da equilibrio a quien la usa.

Cuarzo rosa: alivia el estrés y la tensión. Ayuda en temas de amor y se recomienda tenerla siempre cerca de la pareja, ya que favorece la convivencia y reconciliación. Relaja y da armonía a las personas y ambientes.

Diamante: no se recomienda su uso si no son puros de corazón, ya que se dice despierta lo peor del ser humano. El diamante trae conflictos y controversia. En buenas manos portadoras sería favorable para los partos, y daría fidelidad, amor y serenidad.

Esmeralda: esperanza es su palabra clave. La esmeralda también entrega riqueza, bienestar, amor y libertad, estimula la memoria y despierta facultades como la intuición.

Jade: da calma, tolerancia y estabilidad a los espacios. Se recomienda dejarla en un lugar estático. Protege de cólicos renales y afecciones de los ojos.

Jaspe: otorga alegría y confianza. Es bueno para alejar el mal de ojo y protegerse de personas envidiosas. Es cicatrizante y ayuda a combatir la fiebre y jaquecas.

Lapislázuli: otorga éxito, amor y felicidad a su portador. Sirve para atraer riqueza y ayuda al intelecto.

Obsidiana: otorga paz interior y ayuda a atraer al sexo opuesto. Permite sanar y aliviar dolor de huesos y también a que no se infecten las heridas.

Ojo de tigre: se conoce como piedra de contradicción, ya que su uso depende de quien la lleve consigo, pudiendo alentar la falsedad en algunas personas o bien ayudar  a aumentar la intuición en otros. Se le conoce como protectora por excelencia del mal de ojo y protegería a los niños de enfermedades.

Ópalo: aumenta la intuición, la autoestima y mejora la memoria. Pero hay quienes la consideran negativa no recomendando su uso si no se conoce bien su manejo.

Perla: contradictoria en el amor, se menciona que aumenta la pasión en un inicio, pero luego su uso traería desamor. Sólo es recomendable si se usa como anillo con una perla única o como collar en número impar.

Rubí: da equilibrio emocional y otorga calma al espíritu. Aleja la tristeza, el desamor y aumenta la pasión. Cambia de color en caso de amenazas o  problemas físicos.

Turquesa: longevidad, felicidad y fortuna. Ayuda a fortalecer el amor y también se pone al lado de enfermos terminales para dar una partida pacífica. Mejora la vitalidad de la piel y es protectora del mal de ojo y de viajes. En mujeres es ideal para ayudar a tener hijos sanos y fuertes. Buena para los animales.

Zafiro: protege a los enamorados, otorga ánimo y alegría. Aleja la mentira y da estabilidad y suerte en temas materiales.

Zirconio: mejora los vínculos familiares, así como también las relaciones de pareja. Da abundancia material y ayuda a evitar problemas circulatorios.

Fuentes:

Esoterismo.net

Ciennciasocultas.net

Más sobre Esoterismo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X