¿Qué son los votos kármicos? La creencia en vidas pasadas y cuánto afectan el presente

Según establecen algunas religiones y creencias, algunas personas deben sanar su Karma para seguir avanzando.

Guía de: Esoterismo

¿Crees que muchas situaciones de tu vida tienen que ver con tu pasado? ¿Quizás alguna relación no sana que no entiendes a qué se debe? ¿Relaciones familiares complicadas o sentir que debes solucionar un tema pendiente? Entonces, según establecen algunas religiones y creencias, quizás debas sanar tu Karma para seguir avanzando.

votos-karmicos

Qué es el Karma

Para el Budismo e Hinduismo, el Karma es una creencia que indica que toda acción tiene una fuerte influencia en las existencias posteriores del individuo. Para explicarlo mejor, un claro ejemplo es la “Ley de causa y efecto”. Según nuestro actuar, ya sea físico, psíquico o verbal es lo que ocurrirá a futuro con nosotros. Como dice el dicho, “según tus siembras será tu cosecha”.

De ahí que para muchas tradiciones nuestras acciones y hasta pensamientos tienen una gran importancia en nuestras vidas, ya que repercutirá incluso en nuestras encarnaciones futuras.

Pero, ¿qué son los votos Kármicos? ¿Es posible, así como los votos matrimoniales, amarrarnos a una persona o situación por esto?

Votos o contratos Kármicos

Según quienes creen en esto, los votos kármicos tienen relación directa con acontecimientos de nuestras vidas (esta o anteriores) en la cual hemos decretado algún tipo de obediencia. Con regularidad esto se debe a situaciones traumáticas que vivimos o bien al pertenecer a alguna orden religiosa, secta, un pacto realizado, etc.

Por ejemplo, algo claro es una situación dolorosa que tuvimos que nos llevó a decir “Nunca más haré esto…. Jamás volveré a confiar en nadie…. Los hombres son todos infieles ….

O bien si pertenecimos a una orden religiosa que nos llevó a adquirir votos de pobreza que en nuestra actual vida aún nos afecta y muchas veces no podemos surgir. De ahí la importancia de revocarlos.

Tipos de votos o contratos Kármicos más frecuentes

Votos de castidad

Si tienes problemas con el área sexual, como por ejemplo impotencia, no disfrutar tu sexualidad, no sentir placer, sentirte culpable. Entonces puedes haber tenido un voto de este tipo o bien haber pertenecido a una creencia que castigaba el sexo.

Votos de pobreza

Si continuamente estás sufriendo problemas económicos, o bien sientes que “el dinero no hace la felicidad” o que “no eres merecedor de éste” entonces quizás tuviste un voto de pobreza o te criaste en un ambiente donde tener dinero no era bien visto. Inclusive por la falsa creencia de que todos quienes tenían  dinero eran personas malas, de poder o corruptas.

Votos de silencio

No poder expresarse, temor a contar la verdad o hasta la incapacidad absoluta de hablar puede ser un bloqueo de vidas pasadas, ya sea por una experiencia traumática que los llevó a no hablar o a un voto de silencio, como en la antigüedad se pedía para ser parte de una secta o religión.

Voto de sufrimiento

Autoflagelación? Daño físico? Adicciones? Dolor, depresión? Son algunas de las palabras que podemos usar. En la antigüedad era normal, incluso hoy, hacerse daño para por ejemplo, cumplir una promesa de tipo religioso u otro. También enfermedades entran en este voto, muchas de ellas llevadas por una frase como: “Yo quiero cargar con la enfermedad de mi madre, hijo, etc.” Estas son frases dichas en momentos de dolor y que traspasamos al futuro, según quienes creen en los votos kármicos.

Muchas veces una familia entera puede cargar con el karma de una enfermedad que pasa de generación en generación y trata de algún voto que incluso puede haber realizado un ancestro y que nos está afectando en la actualidad. Y hasta una depresión puede ser arrastrada de otra vida con una frase: “Jamás me recuperaré de mi pérdida”, “Mi vida es el sufrimiento”, afirmaciones y promesas que siguen a pesar del tiempo.

Voto de abnegación y obediencia

Te vives postergando por otros? Dejas tus propios intereses para satisfacer a los demás?

El voto de abnegación se trata de un autosacrificio, incluso rechazando el amor hacia uno mismo o cargando con responsabilidades que no te competen.

El voto de obediencia es muy similar, siempre estás de subordinado, quizás prometiste siempre “servir” a alguien más.

Todas nuestras palabras, por ejemplo en momentos de rabia, van generando una vibración, una energía que puede sobrepasar nuestras encarnaciones. De ahí la importancia de no hacer promesas del tipo “Jamás te perdonaré” porque seguramente, en otra encarnación te encuentres con esa persona y arrastres ese dolor sin poder perdonar algo que ya pasó.

Cómo revocar los votos kármicos?

Es de suma importancia, si notas que algo te está afectando más allá, comenzar a resolver estos pendientes de vidas anteriores. Para lo anterior existen diferentes técnicas, una de ellas podrían ser las regresiones a vidas pasadas, una conexión con tu ser superior a través de tus registro Akashicos o hasta sencillos rituales que pueden ayudarte a comenzar a resolver.

Algunos sitios han publicado rituales de revocación de votos kármicos para aquellas personas que creen en estas prácticas.

Más sobre Esoterismo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X