La carrera de Beatriz Salomón, la reina de belleza que se dedicó al humor

Salomón destacó como modelo, vedette y actriz de comedia. De la mano de Olmedo y Porcel, se ganó su propio lugar en el medio artístico.

Guía de: Espectáculo Argentino

Beatriz Salomón falleció este sábado a los 65 años tras luchar contra un cáncer de colon. La actriz y vedette argentina era muy querida por el público y durante varias décadas fue uno de los rostros más populares del cine, el teatro y la televisión.

Pero antes de convertirse en la famosa figura que fue, la artista apodada “La Turca” destacó por su inconfundible aspecto. Su primer paso hacia la fama fue en el certamen de belleza Miss San Juan 1971, donde se coronó ganadora, consiguiendo participar en Miss Argentina.

beatriz salomon joven

Viajó a Buenos Aires y, aunque no ganó, la nombraron Miss Simpatía. Gracias a su paso por el concurso, pronto recibió propuestas laborales y renunció al banco donde trabajaba. No lo hizo sola: su hermana Isabel la acompañó y juntas se abrieron paso en el mundo del espectáculo.

Actriz y vedette junto a Olmedo y Porcel

Su primer trabajo marcó el camino: acompañar a los cómicos más importantes de Argentina. Debutó en televisión casi como extra en el programa “Tatus” (1985) del recordado Tato Bores, donde conoció a uno de sus compañeros más importantes, el actor Javier Portales.

Portales la puso en contacto con el cómico Alberto Olmedo, con quien protagonizó sus mayores éxitos. Junto a Susana Romero, Adriana Brodsky y Silvia Pérez se convirtió en una de las míticas “chicas Olmedo”. El sketch “El manosanta” del programa “No toca botón” (1986-1987) fue su pasaporte definitivo a la popularidad.

baetriz salomon y olmedo

Beatriz Salomón y Alberto Olmedo en el sketch “El manosanta”

 

Lee también: Ellas fueron los símbolos sexuales de Argentina en los años ’80: ¿Cómo lucen hoy?

Con Alberto Olmedo y también con Jorge Porcel trabajó en exitosas películas como “Los colimbas al ataque” y “No toca botón” (ambas de 1987). En 1988, Olmedo falleció tras caer de un balcón.

Durante los años siguientes, Beatriz Salomón fue parte del los espectáculos de Jorge Porcel, con quien trabajó en cine, televisión y teatro de revista. Fue una de las “gatitas” de Porcel hasta fines de los ’80, cuando el cómico decidió radicarse en Estados Unidos.

beatriz salomon porcel

Salomón con Jorge Porcel

En la década del ’90, siguió desplegando su talento para la comedia con distintas participaciones en televisión, sin abandonar nunca el teatro, donde su unió a cómicos como Nito Artaza, Jorge Corona, Berugo Carámbula y Jorge Guinzburg. Durante toda su carrera, participó en treinta obras teatrales.

Junto con su trabajo como actriz, Beatriz Salomón destacó por su belleza única y esa melena que fue su sello. Posó tres veces para Playboy, en 1987, 1989 y 1991.

beatriz salomon playboy

Tapa de Playboy Argentina en 1987, Salomón fue ícono erótico de su generación.

En 2004, su vida y carrera cambiaron de forma definitiva, cuando durante el pase de “Intrusos en la noche” y “Punto Doc”, se emitió una cámara oculta que mostraba a su marido manteniendo relaciones con un travesti. Desde aquel año, su lucha por recomponerse la mantuvo alejada del mundo artístico. Además, Salomón demandó a América TV, lo que le complicó conseguir trabajo.

Lee también: La lucha de Beatriz Salomón, la vedette que sufrió la peor humillación de la TV argentina

Sola y con dos niñas pequeñas, se dedicó al teatro. En 2006 volvió brevemente a la televisión para participar de “Bailando por un sueño”. Su último gran trabajo fue de la mano de José María Muscari, quien la convocó para la exitosa obra teatral “Extinguidas” (2015-2017), en la que se lució junto a otras grandes actrices de los ’80.

beatriz salomon extinguidas

Beatriz Salomón junto a Luisa Albinoni y Noemí Alan en “Extinguidas”

Más sobre Espectáculo Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X