El ataque de las bacterias mutantes amenaza la exploración espacial

Un reciente artículo del diario español ABC, da cuenta de una importante amenaza al desarrollo de la exploración espacial, el incontrolable avance de las bacterias mutantes.

Si bien este no es un tema nuevo, puesto que los científicos cuentan con abundante información al respecto desde hace décadas. Es precisamente en nuestros días, frente al desarrollo de misiones espaciales tripuladas de largo aliento, cuando  realmente se vuelve protagónico, puesto que investigadores y astronautas están enfrentando bacterias mutantes capaces de sobrevivir incluso a la radiación.

Bacterias mutantes

Foto: NASA

Estación Espacial Internacional

Los científicos se enfrentan a un enemigo invisible, que corroe progresivamente las instalaciones de la Estación Espacial Internacional (EEI) y que podría suponer un serio peligro para la integridad física de los astronautas.

En un reciente artículo del diario español ABC, se da debida cuenta a esta amenaza biológica, que soporta las duras condiciones del espacio exterior sin problemas, y que evoluciona aún haciendo frente al azote de la radiación y la ausencia de agua y nutrientes.

La presencia de las bacterias ultrarresistentes en la EEI, tanto en el interior, como en el exterior de las instalaciones, esta documentada desde su proceso de ensamblaje en la órbita terrestre en 1998.

Preocupación Rusa

Anatoly Grigoryev, vicepresidente de la Academia Rusa de Ciencias, alertó sobre este problema (de momento inmanejable), en el marco de una conferencia científica celebrada hace un año en Moscú. En la oportunidad, Grigoryev recordó que este fue un problema que los ingenieros soviéticos también enfrentaron en la desaparecida estación espacial MIR, donde se identificaron 90 clases de microorganismos diferentes a bordo, estación que tras su desintegración en el reingreso a la atmósfera terrestre, trajo de vuelta muchos de estos microorganismos a la Tierra.

Bacterias mutantes

Agencias

Estación Espacial Mir

Actualmente existen unas 76 clases de microorganismos diferentes identificados en la EEI. Y si bien muchos de ellos resultan inofensivos, otros son capaces de causar graves daños.

Se trata de bacterias mutantes, que se han adaptado a las hostiles condiciones del espacio exterior.  El mayor peligro es que nadie sabe hasta dónde pueden llegar estas mutaciones. Grigoryev también ha señalado que,“La multiplicación incontrolada de estas bacterias puede causar enfermedades infecciosas entre los miembros de la tripulación”.

Sin control

Los expertos han fracasado en todos sus esfuerzos por erradicar las bacterias de la interior de la EEI. En cuanto a las bacterias adheridas a los paneles exteriores de la estación, estas serían capaces de sobrevivir durante años en las condiciones más extremas, sin que se tenga claridad sobre los mecanismos de su increíble capacidad de supervivencia. De hecho, algo también muy preocupante, es que nuestras naves robóticas de exploración podrían haber contaminado el planeta Marte con estos pasajeros indeseados.

Este problema, pone una cuota de incertidumbre en proyectos de una futura colonización de la Luna o el planeta Marte, este ultimo, un entorno donde aún no hay certeza de la inexistencia de formas de vida microscópica en la actualidad, microorganismos que bien podrían implicar un serio riesgo para los colonos espaciales o para la vida en la Tierra.

A la luz de estos antecedentes, es esencial establecer mecanismos de manejo y control exitosos para estos microorganismos, que en la actualidad ponen en riesgo la continuidad de los programas espaciales tripulados.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X