Imágenes de llamaradas solares vuelven a captar la atención mundial

La Sonda espacial SDO de la NASA, ha obtenido nuevamente nítidas y espectaculares imágenes de gigantescas llamaradas Solares, y también algo más.

Según informó la agencia espacial estadounidense NASA, entre la madrugada del jueves 24 y el viernes 25 de octubre, el Sol emitió tres potentes llamaradas, las que fueron capturadas en imágenes por el Observatorio de Dinámica Solar (SDO, por sus siglas en inglés). La primera de las erupciones, de menor intensidad, fue clasificada como clase M9.3, en tanto la segunda y tercera erupciones presentaron intensidades muy superiores clasificadas como clase X1.7 y X2.1 respectivamente.

Llamarada Solar

Foto: NASA/SDO/GSFC

Imagen de una segunda erupción solar el 25 de octubre de 2013, capturada por el SDO. Muestra una mezcla de luz en longitudes de onda de 193 y 131 Angstroms. La llamarada, una X2.1, aparece como el destello brillante de la izquierda.

La agencia explicó que las llamaradas solares son explosiones de radiación de gran alcance. La radiación nociva asociada a estas llamaradas, no es capaz de pasar a través de la atmósfera de la Tierra y afectar físicamente a los seres humanos, sin embargo, cuando son suficientemente intensas, pueden perturbar el ambiente espacial afectando el sistema de GPS y las señales de comunicación e incluso los satélites en órbita. Como resultado de aquello, pueden ser interrumpidas las señales de radio en cualquier lugar durante varios minutos u horas.

Llamarada Solar

Foto: NASA/SDO

Observatorio de Dinámica Solar de la NASA capturó esta imagen de una llamarada de clase X1.7 el 25 de octubre de 2013. La imagen muestra la luz en la longitud de onda de 131 Angstrom, que es bueno para ver el material en las intensas temperaturas de una llamarada solar, y que por lo general está coloreada en verde azulado.

Clases de llamaradas

Cuando una llamarada es clasificada como “X”, inmediatamente podemos entender que nos referimos a una llamarada de la mayor intensidad, el número que acompaña la letra, da cuenta de su fuerza, de esta forma, una llamarada clase X2, es dos veces tan intensa como una X1.

De momento, es posible afirmar que el mayor número de erupciones solares es algo normal, ya que estamos en el periodo de máxima actividad solar en su ciclo de 11 años. Este ciclo ha sido estudiado permanentemente por los seres humanos desde su descubrimiento en 1843. La primera llamarada de clase X del actual ciclo solar se produjo en febrero de 2011. La mayor llamarada de clase X en este ciclo fue una de clase X6.9 el 9 de agosto de 2011.

Para quienes desean saber cómo cada uno de estos eventos pueden impactar a nuestro planeta, sólo deben visitar el Centro de Predicción del Clima Espacial de la NOAA, fuente oficial del gobierno de los EE.UU. para el pronóstico del clima espacial.

Un “cañón de fuego”

Complementando la información anterior, recientemente la NASA expuso que entre el 29 y 30 de septiembre pasado, un filamento magnético del material solar entró en erupción. El filamento de 200.000 millas de largo, atravesó la atmósfera del Sol, la corona, dejando atrás lo que se asemejaba a un aparente “cañón de fuego”.  Es importante señalar que el Sol no es de fuego, sino de algo que denominamos plasma: partículas tan calientes que sus electrones se han evaporado, creando un gas cargado que está entretejido con campos magnéticos.

Llamarada Solar

Foto: NASA/Solar Dynamics Observatory

Imágenes de la erupción de un filamento gigante en el Sol fueron capturados el 29 al 30 septiembre 2013, por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA, o SDO.

Las imágenes capturadas de este suceso por el SDO y que puedes ver a continuación, en una variedad de longitudes de onda, permiten ver diferentes aspectos de estos llamativos eventos en la corona.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X